Sateliot, la startup de telecomunicaciones satelital para el entorno de Internet de las Cosas (IoT) ha anunciado el cierre de su primera ronda de financiación de 1,4 millones de euros, gracias a la colaboración de la gestora especializada en capital riesgo, venture capital, Capitana Venture Partners, que dispone de un fondo de inversión determinado para empresas con un alto potencial de crecimiento y proyección internacional, de 500.000 euros. 

Esta operación llevada a cabo por la startup se encuentra dentro de la hoja de ruta que ha creado la empresa de cara al horizonte de 2022. Igualmente, Capitana Ventures no ha sido el único vehículo que ha participado en esta inversión. El importe restante ha sido aportado por ‘business angels’ y por el propio comité ejecutivo de la compañía. Entre ellos se encuentran Jaume Sanpera, consejero delegado de Sateliot; José Carrero, director financiero; Marco Guadalupi, director tecnológico del proyecto, Albert Pujol, responsable de I+D, y Alessandro Cirenei, director ventas.

La ampliación de capital lograda por Sateliot, que ha sido asesorada por Cremades y Calvo Sotelo abogados, servirá para el desarrollo y despliegue del primer nanosatélite de hasta los 100 que compondrán la constelación que la compañía ha diseñado para ofrecer un servicio de IOT masivo a los grandes operadores de telecomunicaciones. En este sentido, Sanpera ha señalado que "cerrar la operación en este momento tan sensible que atraviesa la economía española refleja el alto potencial del proyecto y el apoyo firme de los accionistas a un sector en auge como el del nuevo espacio". También ha indicado que, a su vez, este sector se sitúa como "uno de los grandes motores actuales de la economía global" gracias a su alto valor añadido y su capacidad de generación de empleo, grandes inversiones e innovación tecnológica en los próximos años.

La ampliación de capital es una operación previa a un plan de financiación específico dividido en tres fases bien diferenciadas, la primera de las cuales, la Serie A, está prevista para el primer semestre de este año por valor de 10 millones de euros. El importe servirá para completar las fases de I+D relacionadas con la carga útil y el lanzamiento de los primeros nanosatélites. Por su parte, la Serie B, de 20 millones de euros, tiene como objetivo desplegar otros 16 nanosatélites 5G para lanzar el servicio comercial de cara a 2022, mientras que la Serie C, por valor de 70 millones, se destinará al despliegue total de la constelación que garantice un servicio comercial prácticamente en tiempo real.