• Directorio de empresas
Tecnologicos|Entravista Via Families

"En los viajes de estudio existen desigualdades formativas y educativas sin cubrir"

  • ELFAC y otras asociaciones como Gens de Confiance han ayudado a la startup a crecer en Europa
04/07/2019 |  Indra Kishinchand

Via Families, startup creada en Barcelona, es la primera plataforma que une a personas con necesidades e intereses comunes que deseen hacer intercambios culturales, lingüísticos, o busquen alojamiento para sus viajes de estudios.

El objetivo es que las familias que busquen un viaje de estudios para sus hijos o alojar a un estudiante cuenten con la posibilidad de ser recibidos en el país de destino por familias similares a las suyas, teniendo la posibilidad de contactar directamente entre ellas si agencias o intermediarios.

Con este fin, Via Families colabora con varias asociaciones internacionales y nacionales para unir familias con perfiles similares , para que estos intercambios se hagan entre familias que puedan reconocerse fácilmente y que tengan vínculos en común. De este modo, la confianza y la seguridad será mayor entre ellas y se producirá mucho más rápido.

La idea surgió a raíz de una conversación familiar, ¿cómo evolucionó hasta convertirse en una startup?

Sí, la idea surgió de varios factores que fueros confluyendo. En primer lugar, gracias a una conversación con mi primo Jose Coll, quien me pidió que le ayudará a mejorar su inglés de forma económica en el extranjero. Quería que le proporcionara un programa de inmersión lingüística a coste muy económico, la idea era encontrar a alguien para hacer intercambios de invitación sin coste.

Además, apareció una clienta en la oficina de MCM, el negocio en el que yo trabajaba junto a mi marido y también dedicado a la educación, y nos contó que tenía un hijo sordo y por este motivo las agencias no la aceptaban, diciéndole: “Si su hijo es sordo como quiere que aprenda inglés”. Nosotros nunca hemos dicho que no a ningún estudiante, sea cual sea su necesidad o problema, con lo cual pudimos ayudar a esta madre y su hijo. Ahora este alumno ha llegado a la universidad en EEUU con una beca especial.

Entonces pensé que si esta madre hubiera tenido un lugar donde encontrara a otras madres como ella para hacer intercambios culturales o lingüísticos todo hubiera sido más fácil.

En esa época yo no tenía ni idea de este mundo, tuve que buscar en internet qué era una startup. Imagínate hasta qué punto era desconocedora de dónde me metía. Busqué vídeos de ponentes, emprendedores, personas de éxito, tomé apuntes de todos los que hablaban de cómo crearla, qué hacer, qué se valora, por qué fracasan… así pasé un año: investigando y diseñando lo que debía ser mi idea.

Un amigo tenía una empresa tecnológica con una plataforma parecida al modelo de negocio que yo quería desarrollar, la tuneamos y la subimos a internet. Así empezamos.

Mi idea era contactar con los colegios que llevábamos 25 años trabajando en el extranjero y conectarlos con los colegios de España. Fácil, ¿verdad? pero ese fue mi primer batacazo como “startapera” me dijeron que no, que no podían saber si esa familia pertenecía a ese cole o no, que no tenían referencias, etc.

Un día, casi un mes después de haberla sacado a internet, contactó conmigo Raúl Sánchez (director ELFAC, Familias Numerosas de Europa) me dijo: “Me interesa tu plataforma para mis familias”.

El primer día que lo comunicó a sus familias tuvimos 700 visitas y se hicieron los primeros 200 perfiles.

¿Qué supuso para ti lanzarte al mundo emprendedor?

¡Una aventura y una cura de humildad!  Reorganizar mi vida, mis prioridades, mi tiempo (tengo 3 hijos adolescentes), no descansar, salir de mi zona de confort, y descubrir facetas nuevas en mí que desconocía. Lo que ves blanco por la mañana, al medio día es gris y por la noche es negro.

También muchísimo aprendizaje, irte a la cama con el ordenador, dormir poco, trabajar todas las horas que no estaba con familia, sacrificar planes y tiempo libre,  investigar, ser autodidacta, y conocer a mucha gente interesante ¡y ceniza también!.

¿Qué te aporta?

Conocerse mejor uno mismo, desde luego. Por ejemplo, conozco perfectamente mi tiempo de resiliencia, el tiempo que tardo desde que toco fondo hasta que remonto. Te aporta contactos interesantes, un mundo nuevo joven y actual y visión de futuro, aprender, avanzar, sentir que estás haciendo algo que no es solo para enriquecerte, sino para mejorar la vida de las personas; eso te hace seguir.

Valorar como oro a los clientes, esa persona que sin conocerte confía en ti, en tu idea y proyecto, es maravilloso. Los mimo y los cuido porque son los que han soportado desajustas y errores en la web, cambios de precios, etc.

Aprendes a levantarte una y otra vez, cuando crees que ya estás, te vuelven a dar otra colleja, ¡al final casi no las notas!

Un emprendedor solo puede ser positivo. Soñar a lo grande y no dejar de mirar la cima del iceberg aunque estés ahogado bajo el agua y lo veas todo oscuro.

¿Cómo te ayudó tu experiencia laboral anterior?

En algunos aspectos mucho, ya que ya había montado un negocio de éxito con mi marido hace casi 30 años, así que espabilar con lo que se tiene sin lamentarse lo llevo muy bien. Pero en otros nada, porque una startup es un mundo tecnológico que no dominaba nada, tuve que aprender de tecnología, plataformas de internet…

¿Por qué centrarse en viajes de estudios?

Porque era algo en lo que había trabajado los últimos 25 años y ¡soy pedagoga! El tema de la formación y educación lo llevo en la sangre. Pensé que había un vacío en el mercado de los cursos de idiomas y culturales en el extranjero, dominados por intermediarios y agencias,  y que desde el punto de vista profesional podía cubrirse.

Además existen desigualdades formativas y educativas que quedan sin cubrir, alumnos que por falta de recursos o de necesidades específicas, como el niño sordo, no podían acceder a estos programas.

¿Os planteáis extender la idea a otros sectores o nichos de mercado?

Desde luego. Via Families es una plataforma que une a personas con necesidades e intereses comunes: familias tenistas, celiacas, diabéticas, vegetarianas, golfistas o futbolistas… puede unirlas a través de sus asociaciones y puede utilizarse además como herramienta para fidelizar al asociado o empleado. La empresa que facilite este beneficio a sus empleados estará fidelizando al empleado, porque le pone en bandeja esa formación internacional tan deseada y cara en el mercado, empatizando con sus necesidades, transmitiendo los valores de la marca  y creando una comunidad social dentro de la empresa que enriquece el sistema interno de la marca sin duda.

¿Con qué asociaciones colaboráis a nivel nacional e internacional? ¿Cómo es vuestra relación?

A nivel internacional, ELFAC, familias numerosas de Europa, FAFCE familias Católicas de Europa y la federación de Tenis del sur de Francia y de Austria. En España hemos firmado acuerdo de colaboración con la Asociación Celiacos de Cataluña y FEDE Federación Española de Diabéticos.

Con cada una de ellas nuestra colaboración es diferente, cada asociación tiene unas características y necesidades singulares. Nos adaptamos a ellas y a sus asociados. Via Families ha de ser un win to win, donde todos ganamos.

¿Cómo se valida la identidad de las personas?

Además de los típicos sistemas de email, teléfono, o alguna red social como Linkedin, lo hacemos a través de la propia validación de las familias por otras familias y, lo más novedoso, a través del logotipo de las asociaciones o empresas.

El logotipo de una asociación /entidad tiene un valor increíble y hoy en día no se está utilizando para nada más que para vender imagen o producto y creo que pueden decir mucho sobre una persona: pertenece a un club, ha ido a tal colegio, está asociado a tal comunidad o trabaja en tal empresa… sin saber nada de esta persona podemos hacernos una idea de su perfil personal.

Hemos creado universos abiertos y cerrados: abiertos para asociaciones que deseen contactar con familias de otras asociaciones o comunidades con perfiles semejantes al suyo en otros países; y cerradas, solo para los miembros de una comunidad internacional, sobre todo para multinacionales: Via Families une a los empleados de forma empática y crea comunidad colaborativa entre ellos.

¿Cómo os habéis ganado la confianza de los usuarios en este sentido?

Siendo sinceros y transparentes, atendiendo enseguida a cualquier duda o demanda, empatizando con ellos, escuchando sus demandas, volcando en la web nuestros conocimientos personales de 25 años de experiencia, sin ocultar nada  y devolviendo incluso inscripciones o regalando algunas por cualquier error. El contar con una comunidad que colabora con Via Families da también credibilidad y confianza.

Hemos firmado un acuerdo con Intermundial para conseguir un 20% de descuento a nuestras familias para los seguros de viajes y estamos hablando con una compañía para conseguir billetes con descuentos para ellas. Esto también ayuda a dar confianza en la plataforma.

Todos los acuerdos de colaboración son al final estrategias: creces gracias a sus familias con necesidades e intereses comunes y además dan sentido y confianza a nuestro servicio, son prescriptores, se ha de percibir la buena voluntad y realidad del proyecto.

También que es importante decir quiénes somos. En muchas plataformas no salen los creadores y los usuarios se preguntan si no hay nadie detrás. El nuestro es un producto que sobre todo ha de transmitir seguridad y confianza. Saber quiénes somos y nuestra experiencia es fundamental.

¿Suele ser una preocupación para los padres?

Sí, porque es además novedoso. Están acostumbrados a ir a través de una agencia que contrata a otra agencia que a su vez contrata a una persona que busca esas familias y normalmente te dan una que tú no hubieras elegido nunca, pagas, no eliges, pero te da seguridad. Nosotros estamos creando un universo de familias fiables y seguras, que contarán en breve con Family Angels, que serán como familias de apoyo por si pasa algo. Ha habido intercambios y las familias se entienden perfectamente, los hijos hacen Skype entre ellos, los padres también, hablan y quedan varias veces para conocerse y se preguntan aspectos importantes, se comparten redes sociales, fotos, etc.

Con nuestra experiencia hemos redactado una serie de pasos para que los padres puedan conocer a las familias de forma segura y real.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio actual?

Actualmente las familias pueden hacer su perfil gratis en la web y ver las familias que hay inscritas, pero no la información entera de estas y contactar con ellas. Para ello han de subscribirse a la plataforma a través de la pasarela de pago dejando sus datos de tarjeta visa y datos personales (otra forma de validar la identidad de una persona, ya que deja rastro). La subscripción puede durar entre 2 meses y 1 año, dependiendo de las necesidades de las familias.

Via Families no retiene dinero para pagar a las familias, ni cobra gastos aparte.

¿Cómo ha evolucionado?

Pues… ¡ha evolucionado, que ya es mucho! y sobre todo porque desde el minuto cero nacíamos siendo internacionales y porque desde la primera idea, cuando pensé que con mis contactos con colegios en el extranjero sería pan comido hasta ahora, que hemos visto la forma de escalar rápidamente a nivel internacional, la idea ha ido evolucionando.

¿Qué es lo que más valoran los clientes de vuestra propuesta?

El poder conocer directamente a las familias con sus mismos intereses, necesidades o perfiles parecidos al suyo, para hacer intercambio con sus hijos, invitar o recibir con un coste muy reducido.

La libertad de escoger cuándo, dónde y con quién. Si hay acuerdo económico lo hacen entre ellas, nosotros no decimos lo que han de pagar o cobrar y los intercambios en la mayoría de las veces es gratuito. No han de pasar por agencias o intermediarios con costes muy elevados. Cada vez estamos más acostumbrados a hacer nuestras compras y contratar servicios por internet, de forma cómoda y sencilla, cuándo queremos,  cómo queremos y con quién queremos,  buscamos el servicio y producto triple BBB: Bueno, Bonito y Barato.

¿Cómo conseguís que las familias ahorren a través de Via Families frente a otras opciones?

Hemos anulado a los intermediarios, las agencias, todos los aspectos que encarecen los intercambios y hemos dejado solo lo básico, la inmersión lingüística y cultural entre las familias.

Tenéis familias en todo el mundo, ¿cómo habéis llegado a tantos rincones?

ELFAC y otras asociaciones como Gens de Confiance nos han ayudado mucho en Europa para crecer sin inversión alguna, el resto de familias en el resto del mundo han sido a través de internet, posicionamiento SEO y haciendo SEM claro, no hay otro camino: cuando nadie te conoce has de pagar.

¿Cómo os adaptáis a cada uno de ellos?

Cada país tiene su histórico respecto a los intercambios y alojamiento de estudiantes. Por ejemplo Inglaterra es un país con un importante histórico, las familias están muy acostumbradas a tener estudiantes en casa y hay pocas que practiquen el intercambio, aunque de un tiempo a esta parte los países anglosajones se están subiendo al carro de aprender una segunda lengua extranjera.

Ir a una familia buena o mala era cuestión de suerte, los padres no conocían a las familias, se fiaban de las agencias, familias que cada año acogían a estudiantes: era una lotería, llegabas y te encontrabas lo que te encontrabas…

Irlanda por otro lado es mucho más amigable, su histórico es mucho más corto y sí que hay familias dispuestas al intercambio. Hace pocos años que se ha empezado a pensar en Irlanda como otro destino europeo para aprender inglés.

Para adaptarnos hemos investigado el histórico para conocer las barreras de entrada y hablado con las familias de cada país y con contactos que conocen el sector como escuelas de idiomas.

¿Cómo fueron vuestros inicios con respecto a la inversión?

Como todos empezamos con Family&Friends e inversión propia, rascándose el bolsillo.  

¿En qué punto os encontráis?

Ahora hemos de dar un salto, hemos comprobado y verificado el mercado, nuestros prescriptores y solo nos hace falta “gasolina” para despegar.

Estamos hablando con varios business angels que dominan varios sectores, ya que buscamos dinero inteligente. Uno de ellos está en EEUU y puede ser una interesante forma de abrir Via Families allí, y escalar muchísimo más rápido a través de empresas y asociaciones locales.

Ahora que os habéis asentado en el mercado, ¿qué objetivos os marcáis a corto-medio plazo?

Llegar a las 100.000 familias, a nivel internacional, a través de asociaciones con los mismos intereses y necesidades (celiacos, diabéticos, etc.) y empresas multinacionales.

Nuestras familias son nuestro producto y nuestro cliente. Es una economía social colaborativa a medida que aumente nuestro número de familias aumenta nuestra oferta y más posibilidad de encontrar la familia perfecta.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Conecta con ellos a través de LinkedIn

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.