• Directorio de empresas
Sociales|Entrevistas

“Tenemos que aprender a ahorrar agua y gestionar de forma más eficiente los recursos de los que disponemos”

03/06/2020 |  Indra Kishinchand

Los datos demuestran que, pese que aún hay quien piensa que la falta de agua es algo ajeno a Europa, este problema es uno de los retos que deberá afrontar en los próximos años el Viejo Continente, que ya sufre en un tercio de su territorio situaciones de tensión hídrica, con sequías en Grecia, Portugal o España, pero también dificultades en otros países como Alemania, según la Agencia Europea de Medio Ambiente (EAMA).

Con el fin de aportar respuestas innovadoras ante esta realidad, el consorcio europeo EIT Food, seleccionará en las próximas semanas 30 startups que estén trabajando en respuestas contra la escasez de agua y premiará a seis de ellas, en tres competiciones internacionales entre las que una de ellas se celebrará en septiembre en Málaga. La convocatoria, que tiene lugar este año por primera vez, ya se ha abierto y finalizará el próximo 7 de junio. Las interesadas pueden presentarse a través de la web, así como consultar los requisitos y premios.

El Referente ha hablado con Elvira domingo, RIS Programme Manager -EIT Food South y especialista en biotecnología y seguridad alimentaria. Domingo tiene una sólida experiencia en la industria alimentaria, con más de 10 años liderando proyectos de innovación en empresas internacionales de bienes de consumo. Actualmente es responsable del Programa de Innovación Regional de EIT Food.

¿Dónde hay escasez de agua en Europa?

La Comisión Europea calcula que al menos un 11% de la población europea y un 17% de su territorio se han visto afectados por la escasez de agua y estima el coste de las sequías que han afectado a Europa durante los 30 últimos años en unos 100.000 millones de euros. Chipre, Grecia, España, Portugal, Italia e incluso Bélgica se encuentran entre los 44 países del mundo más afectados por la escasez de agua. La demanda de agua en Europa ha aumentado de manera constante en el último medio siglo, debido en parte al crecimiento de la población. Esto ha ocasionado un descenso global de los recursos hídricos por habitante de un 24% en toda Europa.

¿Cuáles son las causas de la misma y qué medidas se están tomando?

Las causas son diversas. Por una parte, la geografía y el clima de Europa hacen que el reparto del agua sea desigual dentro de la UE, por otra parte, esta situación no hace más que empeorar por causa de la actividad humana, que ha llevado a la contaminación de los recursos hídricos, al uso descontrolado del agua, y a una mala gestión. Si además el cambio climático sigue elevando las temperaturas medias de Europa, la escasez de agua se agudizará todavía más en muchas de sus regiones, afectando tanto al consumo humano como a los cultivos o la industria. Teniendo en cuenta que uno de los requisitos indispensables para el progreso económico y social es poder contar con un suministro adecuado de agua de buena calidad, tenemos que hacer dos cosas: aprender a ahorrar agua y gestionar de forma más eficiente los recursos de los que disponemos.

¿Existe conciencia en la propia Europa sobre esta falta de agua o se ve como un fenómeno lejano?

Se calcula que entre un 20 y un 40 % del agua disponible en Europa se está malgastando (fugas en el sistema de distribución de agua, instalación insuficiente de tecnologías de ahorro de agua, exceso de actividades de riego innecesarias, goteo de grifos, etc.).

Las autoridades comunitarias lo tienen muy claro, por eso hoy día se están aplicando en la Unión Europea diversas medidas para preservar las aguas de Europa. A ello pueden contribuir positivamente tanto el establecimiento de normas, como la utilización de los instrumentos de mercado, la realización de actividades de seguimiento, y de proyectos de investigación. Entre la ciudadanía, quizás, no existe tanta conciencia, seguimos desperdiciando demasiada agua. Se requiere de campañas de sensibilización y concienciación, sobre todo en el Sur de Europa, que es la zona más afectada.

¿Y en España en concreto? ¿Qué incidencia tienen las sequías o la escasez?

En España la situación también es grave. Según la FAO, la producción de alimentos consume el 70% de los recursos de agua dulce del mundo; no solo en cultivos y cría de animales, sino también en alimentos procesados, donde el agua es un ingrediente importante. Y España no es menos. Incluso en años en que ha llovido más que la media, el agua no ha resultado suficiente para compensar su uso creciente. Esta situación, lejos de mejorar con el tiempo, va a peor. Por aportar un dato, el Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX estima que los recursos hídricos disponibles en las diferentes cuencas hidrográficas se reducirán entre un 3% y un 7% de aquí a 2040.

¿Cómo surgió este programa para buscar soluciones a la escasez de agua? ¿Cómo valoráis las respuestas de la UE o de los diferentes gobiernos al respecto?

La UE y organismos como el nuestro, EIT Food, EIT Climate-KIC, EIT Raw Materials y EIT Manufacturing, estamos sensibilizados y estamos buscando soluciones. Este programa surgió de una reflexión conjunta: para reducir y optimizar el uso del agua se necesita no sólo innovación, emprendimiento, educación y comunicación sino también poder poner en el mercado diferentes soluciones. Con esto me refiero a distintas acciones, desde producir alimentos de una manera más sostenible hasta evitar un aumento en los precios de los alimentos y educar a los consumidores sobre esta problemática. Este programa está enfocado en facilitar la implementación de soluciones innovadoras y en fomentar la educación de los diferentes actores que juegan un papel vital en la gestión del agua. Se trata de encontrar fórmulas nuevas para encontrar soluciones adecuadas para la escasez de agua en el sur de Europa afrontándola desde diferentes ámbitos.

¿Cómo creéis que se pueden generar relaciones entre agentes como vosotros, startups, e instituciones públicas?

En esto, como en otras actividades, hay múltiples actores, cada uno cumple su papel. Y hay que propiciar la interrelación entre todos. Esa es una de nuestras misiones en EIT Food, poner en contacto a los distintos agentes. Nosotros lanzamos numerosas convocatorias a ‘startups’, tenemos relación con ellas. Pero, por otro lado, también estamos en contacto con las instituciones y con el sector agroalimentario, que es otra parte fundamental. Unos aportan ideas y el empuje de las empresas que comienzan; otros, conocimiento del mercado; otros acompañan financieramente… Esas ‘redes cruzadas’ son esenciales.

Habéis establecido seis retos principales para la convocatoria de startups, ¿cuál es el nivel de digitalización e innovación en el sector del agua?

En esta convocatoria, a la que es posible presentarse hasta el 7 de junio, queremos que se aporten soluciones. Los 6 desafíos que hemos encontrado son: la digitalización para mejorar la gestión del agua, la concienciación y educación en torno a los riesgos de escasez localizada y las medidas para afrontarla, la gobernanza y las estructuras financieras para la sostenibilidad de las medidas contra la escasez de agua, las soluciones para optimizar su uso en situaciones de escasez, las medidas de tratamiento de datos y control en torno al uso de los recursos hídricos y las respuestas para preparar a la sociedad ante el cambio climático desde la perspectiva del agua.

Desde luego, la digitalización e innovación son dos campos donde el sector agroalimentario tiene un enorme margen de crecimiento. Seguro que podemos aprender de otros sectores, o de aplicar soluciones disruptivas; por eso, este programa se desarrolla junto con EIT Climate-KIC, EIT Manufacturing y EIT Raw Materials y estamos buscando ideas desde todas las perspectivas. Y en concreto en el ámbito del agua. Este programa puede permitirnos encontrar muchas ideas innovadoras y disruptivas, así como emprendedores que estén desarrollando tecnologías y servicios que prevengan y mitiguen la escasez de agua y las sequías, o el uso excesivo de agua.

Lanzáis esta convocatoria en plena crisis del covid-19, ¿teméis que se dejen de lado este tipo de iniciativas o, por el contrario, habrá un auge de los proyectos sostenibles?

Lo hemos lanzado conscientemente. Una crisis como la actual puede hacer que la atención se enfoque en otros ámbitos, sin embargo, la innovación debe continuar  y por eso no debemos paralizar este tipo de programas. Al contrario. Esperamos que la respuesta sea positiva, ya que se espera un auge de proyectos sostenibles y que ahora más que nunca, con los datos evidentes del impacto de nuestras acciones en el medioambiente hay que propiciar y favorecer el desarrollo de innovación sostenible económica y medioambientalmente.

¿Por qué apostáis por los premios económicos?

Las startups valoran especialmente el apoyo financiero que les ofrecemos desde EIT Food. El premio es sólo una parte, a la que tenemos que sumar la oportunidad de acceso a mercado a través de la red de más de 90 empresas socias de ET Food, el entrenamiento y mentorización con los mejores expertos del sector. Gracias a los ‘InnoWise Challenge Labs’ que tendrán lugar entre septiembre y octubre, en Italia, Grecia y España, la startup ganadora de cada país recibirá 10.000 euros y 5.000 la segunda, esto les permitirá a un total de seis startups premiadas, realizar inversiones en maquinaria, producir las primeras tiradas de productos, realizar pruebas con consumidores o pagar patentes, por ejemplo.

¿Cómo será la continuidad de esta iniciativa?

Analizaremos los resultados conseguidos durante esta edición, y continuaremos enfocados en la continua mejora del programa. La idea es estar muy alineados con los objetivos de Horizon Europe y el Green Deal, al fin y al cabo este es un paso más para transformar la economía de la UE en plenamente sostenible, llevando a un cambio en el modelo social y económico de la Unión Europea, proporcionando los recursos económicos que permitan una transición justa e involucrando a instituciones públicas regionales, no sólo para que estén al día de las últimas innovaciones y medidas que se pueden tomar en el sector, sino también para que puedan implementarse soluciones sostenibles en diferentes ámbitos de forma eficiente y eficaz.

¿Qué retos u objetivos os habéis marcado para considerar que ha sido exitosa?

Confiamos que siendo un proyecto pionero como es, en el ámbito del emprendimiento en soluciones de escasez de agua, obtengamos alto interés e inscripciones de calidad. El éxito se alcanzará si la dinámica sirve para los objetivos que nos hemos propuesto: crear unas redes cruzadas para trabajar juntos en innovación y emprendimiento; impulsar la innovación en regiones con tasas de innovación moderadas; crear nuevas empresas que generen empleo; y promover sinergias con iniciativas existentes y las estrategias de especialización inteligente. La causa, mejorar la gestión de un recurso escaso como es el agua, merece la pena.

MÁS INFORMACIÓN

Preséntate a través de la web

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.