• Directorio de empresas
Más...|Créditos

La sencillez y la rapidez, las mayores ventajas de un minicrédito

  • Los motivos más habituales para pedir un préstamo rápido son los imprevistos o pequeños caprichos
  • Cashper es una entidad respaldada por un banco con licencia bancaria europea, Novum Bank ltd.
22/07/2016 |  Indra Kishinchand

Un minicrédito es un producto financiero que ofrecen ciertas entidades cuya principal ventaja es la rapidez con la que se obtiene. Como bien indica su nombre, los usuarios piden pequeñas cantidades de dinero para realizar pagos no habituales y que no podrían afrontar con el salario mensual; una avería en el coche, una reparación en el hogar o el material escolar a principio de curso son algunos ejemplos. Otro de los motivos más recurrentes para pedir un minicrédito suelen ser pequeños caprichos, como una escapada de fin de semana.

Las entidades especializadas en conceder un crédito fácil entienden que es precisamente la rapidez y la sencillez con la que se realiza la solicitud la clave donde radica su éxito. Pero a esta ventaja hay que añadirle que los requisitos no son tan estrictos como los de un banco tradicional. De hecho, en España, las empresas que conceden minicréditos deben estar inscritas en el Registro Mercantil, pero no son supervisadas ni por el Banco de España ni por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa Cashper, que se dedica de forma exclusiva a la gestión de préstamos a corto plazo, ofrece hasta 500 euros, que se deben reintegrar en un plazo máximo de 30 días. Si bien el usuario, a través de la calculadora de préstamos, puede elegir el importe y el plazo en el que prefiera devolver el dinero. Gracias a esta herramienta los clientes también pueden comprobar los honorarios de la compañía y la cantidad total a devolver.

En este sentido, cabe destacar que las empresas de minicréditos no cobran intereses, tal y como los aplican las entidades financieras tradicionales, sino que recaudan honorarios de gestión. Estos honorarios se fijan dependiendo de la cantidad, el plazo y la compañía con la que se gestione el préstamo.

Una vez elegido el tipo de préstamo, se envía un SMS y un correo electrónico al contacto facilitado previamente por el consumidor para continuar la operación y certificar la identidad del mismo y su situación financiera. Los gestores de la empresa analizan el expediente correspondiente y aceptan o rechazan la solicitud en función de los documentos recibidos; normalmente, el DNI del solicitante (en su primer préstamo), justificante bancario, con titularidad y número de cuenta, y justificante de ingresos (nómina, paro, pensión...) En diez minutos y unos sencillos pasos, todo aquel que lo desee podrá recibir en su cuenta bancaria el importe requerido para solucionar pequeños problemas de liquidez.

En el caso de Cashper, este ingreso se realiza de manera inmediata si se tiene una cuenta en los bancos Sabadell, Bankia, Santander o Caixa Cataluña, y en un plazo de 24 horas si la cuenta pertenece a otro banco. En cualquier caso, estas condiciones dependen de la entidad financiera y deben consultarse antes de requerir el préstamo.

Cashper es una compañía que, a diferencia de muchas otras, acepta clientes que estén incluidos en ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) y que, además, únicamente carga al cliente 20 euros por cada diez días que se retrase en el pago. La norma que suelen seguir otras empresas del sector consiste en que el cargo de la penalización aumenta un porcentaje determinado por cada X días de retraso.

A la hora de solicitar un crédito rápido la ausencia de cláusulas severas cobra sentido si tenemos en cuenta que el máximo de dinero que pueden conseguir los nuevos usuarios a través de un minicrédito es de 500€. Así, el riesgo para la entidad es mínimo comparado con un préstamo de una cuantía mayor. En estas ocasiones se trata de cubrir necesidades de liquidez puntuales y de poca cuantía y con ellos no se pueden realizar grandes adquisiciones.

Para un viaje o para un imprevisto, la realidad es que la media de dinero que piden los usuarios a través de un préstamo rápido es de 241 euros. Precisamente estos clientes tienen de media unos ingresos de 1.310 euros y son, en su mayoría, varones solteros. Andalucía, Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas que mayor número de solicitudes concentran, y más en concreto Madrid capital y Barcelona. Los datos expuestos provienen de un estudio realizado por Cashper sobre el perfil de sus clientes, que otorga una visión muy concreta de sus usuarios.

Actualmente, los minicréditos en España se han convertido en una alternativa real a los préstamos tradicionales. La rapidez, la sencillez y las cuantías que pueden solicitarse les han convertido en opción perfecta para cubrir cualquier imprevisto y que cada día utilizan más usuarios de todo el territorio.

 

 

 



Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.