• Directorio de empresas
Más...|Entrevista a los responsables de Letslaw

"El cliente moderno demanda de forma cada vez más notoria la figura de un compañero legal más que de un señor abogado"

  • LETSLAW nació como un despacho especializado en derecho digital, propiedad intelectual e industrial y protección de datos
11/09/2019 |  Indra Kishinchand

José María Baños es el responsable de Letslaw, un despacho de abogados internacional especializado en todas las ramas de Derecho de los negocios. Él mismo reconoce que se dio cuenta de que este campo ·era algo que iba a marcar un antes y un después en el mundo empresarial y jurídico" y por eso aprovechó su experiencia como asesor legal de los principales buscadores de internet como Google o Lycos desde el año 2002. "Decidí lanzarme a esta aventura que, con siete años de vida, ha encontrado su sitio en el mercado. ", asegura Baños, quien añade: "Tenía claro desde un principio que quería diferenciarme del resto de compañeros de profesión, romper con los esquemas tradicionales de traje y corbata y crear una estructura de flexibilidad horaria compatible con la vida familiar".

Así fue como, después de desarrollar y configurar el proyecto, se constituyó la sociedad en marzo de 2012, fecha en la que también comenzó su actividad. Desde la startup insisten: "Creamos LETSLAW con el objetivo de adaptar el mundo jurídico al siglo XXI, no solo por exigencias de la modernización legislativa sino por las propias necesidades del cliente moderno, el cual demanda de forma cada vez más notoria la figura de un compañero legal que un señor abogado".

¿Cómo os especializasteis en el sector digital y de las nuevas tecnologías? ¿Qué proceso seguisteis?

Nuestro departamento Derecho de las Nuevas Tecnologías y la Tecnología de la Información fue impulsado por Jose María Baños. Contando con experiencia de renombre como primer abogado de Google España, creó un departamento formado por profesionales que se situaron a la vanguardia del Derecho Digital, habiendo ampliado el departamento de forma paulatina a la propiedad intelectual, la propiedad industrial, la protección de datos, el márketing digital y de afiliación, así como el mundo startup.

¿Cuál es vuestra relación con las startups a día de hoy?

Presumimos de mantener un seguimiento continuado, no solo de nuestros actuales clientes, sino de aquellos que en el pasado han escogido a LETSLAW como su firma de confianza. Para la firma, el cliente no es únicamente los servicios que desea, sino el contexto y antecedentes que le han hecho tomar esa decisión.

Por otro lado, tenemos presente el enorme impacto económico que supone para un emprendedor contar con asistencia legal. En este sentido, estamos orgullosos de ofrecer condiciones económicas competitivas a aquellos nuevos clientes que se embarcan en la constitución y crecimiento de su proyecto.

¿Por qué es importante que cuenten con un despacho de abogados especializado?

El Derecho es un campo que exige no solo el esfuerzo inicial de ser conocedor de normas, algunas más genéricas, otras más específicas, sino de mantenerse actualizado y permanecer a la cabeza de las últimas modificaciones o criterios legislativos que pueden marcar una vía distinta de actuación para un caso concreto. Esto es especialmente en el sector digital, ya que casi siempre las actualizaciones comerciales van muy por delante de la realidad legislativa y estar actualizados es clave para un asesoramiento que reuna orientación al cliente y rigor jurídico. Es precisamente por lo anterior que el mercado actual demanda expertos, profesionales capaces de dar un extra de profesionalidad, sin conformarse con unas meras nociones básicas.

¿Suelen ser conscientes de este punto?

El Cliente, sobre todo bajo nuestra experiencia en el mercado de las startups, suele ser proactivo en temas legales. Tenemos que entender que la palabra “legal” o el término “mi abogado” a veces han producido un cierto rechazo y nerviosismo al público en general. El cliente hoy en día, al participar tan activamente del asesoramiento que ofrecemos, es perfectamente conocedor del nivel de conocimiento que tiene su asesor jurídico y en este sentido, la especialización es clave para forjar la mutua confianza con el cliente y sobre todo ofrecer ese extra de excelencia que adelantábamos con anterioridad.

¿Cuáles son los errores más habituales que pueden acarrear mayores consecuencias y que tratáis habitualmente?

La consideración de los servicios jurídicos como un gasto innecesario. No es un error que suceda únicamente en nuestra firma, sino que se ha asentado a nivel general. Hoy en día, como en otras muchas profesiones, el público en general piensa en sobrevivir actuando en propia representación. Hoy en día todos somos médicos, periodistas, fisioterapeutas o abogados, abriendo de esta forma las puertas al intrusismo y en general al menosprecio de las profesiones liberales, como en nuestro caso el derecho.

¿Qué os reporta a vosotros trabajar con este tipo de empresas? ¿Qué hay de diferente con respecto a otro mundo empresarial más ‘estándar’?

De todas las notas que podríamos extraer de la pregunta, nos quedaríamos sin ninguna duda, con la satisfacción de haber participado en la construcción y consolidación de las empresas desde sus fases más tempranas, lo que consecuentemente te hace crecer junto con el propio emprendedor y su modelo de negocio. Nuestra profesión se basa en la mutua confianza y en la creación de sinergias. Ese contacto tan profundo con el cliente emprendedor suele distar mucho de las empresas de mayor tamaño en las que el contacto directo con el socio o socios difícilmente tiene lugar.

Habéis firmado un acuerdo con Adventurees para potenciar el crecimiento de las startups; ¿cuál es precisamente vuestro método de trabajo con otros agentes del sector emprendedor? ¿Con quiénes colaboráis habitualmente y de qué manera?

Nuestra colaboración con Adventurees, atraídos por su labor en el campo del emprendimiento, ha surgido como consecuencia de nuestro deseo por crear un tándem entre los servicios legales que ofrecemos y nuestra intermediación entre emprendedores y business angels. Nuestra colaboración en el sector no acaba ahí, sino que tenemos acuerdos de colaboración con las principales incubadoras y aceleradoras de startups, damos formaciones legales en coworkings y contamos con profesionales que actualmente dan clase en universidades y centros de formación, lo cual pone de manifiesto nuestro compromiso con la educación de los futuros empresarios.

¿Cómo os adaptáis a la rapidez del mundo emprendedor y cómo os formáis para ello?

LETSLAW ofrece todos los medios técnicos a su alcance para impulsar a las startups, favoreciendo la creación de sinergias con empresas de otros sectores, así como con business angels o agentes de influencers. LETSLAW, se involucra desde el primer momento con los emprendedores, comprometiéndose a ser una parte importante de cada uno de sus proyectos. Por tal motivo, el despacho apuesta por la formación continua de sus propios profesionales, organizando regularmente cursos internos de actualización jurídica y participando activamente en asociaciones dirigidas al sector digital como Adigital, cuyas novedades proyectan al exterior mediante publicaciones periódicas de artículos en su página web que tratan sobre aquellos asuntos que más les pueden interesar a las startups. Además, ofrecemos tarifas competitivas asumibles por emprendedores, adaptándonos de esta forma a sus circunstancias personales y ofreciendo un calendario de pagos acorde con la capacidad económica del cliente emprendedor, de esta forma hacemos sentir a cliente que confiamos en su proyecto y que es nuestra intención acoger su éxito como si fuera nuestro éxito.

Fintech, economía colaborativa, eCommerce, publicidad, marketing y software, son algunos de los sectores en los que estáis especializados. Como expertos del mismo, ¿cuál es su situación actual en España?

Las formas de consumo en la sociedad española están cambiando de forma muy rápida, poniendo en jaque incluso a fuertes sectores tradicionales (banca, turismo, transporte) en donde nadie pensaría que podrían tener dificultades en adaptarse al mercado.

Desde luego todos estos nuevos sectores no solo han llegado para abrir nuevos frentes, sino que están sirviendo de apoyo para aquellos operadores de los sectores tradicionales que busquen una mejora, y ello será la receta esencial para su supervivencia en el mercado.  De hecho, vemos como la compra de startups que doten de herramientas de primer nivel tecnológico al sector tradicional está dando excelentes resultados de cara a la rápida adaptación de sectores tradicionales.  Sin embargo, las empresas digitales pese a que son novedosas en el “cómo” siguen apoyándose en el mismo “qué” por lo que en muchos casos estas empresas del sector digital van a necesitar de las empresas tradicionales y viceversa. 

En España la situación que está surgiendo es esa, en donde en muchos casos se crea una colaboración entre ambos mundos que beneficia a la sociedad, pero dada la velocidad del cambio, hay operadores tradicionales que no están actualizándose y corren el riesgo de quedar gravemente estancados, no siendo descartable que veamos gigantes del mercado que caen debido a su falta de previsión, y ser sustituidos por operadores digitales más ágiles y competitivos. 

¿Qué cambios regulatorios os parecen fundamentales para un buen desarrollo del ecosistema startup en nuestro país?

Confiamos en que la vía para favorecer el desarrollo del emprendimiento, pasa por los siguientes pilares:

  • Mayor facilidad de acceso a la financiación de proyectos.
  • Fomento de una mayor flexibilidad burocrática y carga impositiva.
  • Mayor inclinación educativa al emprendimiento y consolidación de una cultura emprendedora desde las etapas más tempranas de la educación.

Vosotros también sois un ejemplo de emprendimiento, ¿de qué forma habéis evolucionado desde vuestros inicios?

Hemos ampliado departamentos legales, cerrado multitud de convenios de colaboración y formación con empresas, formamos parte de asociaciones, observatorios y cámaras de comercio de gran relevancia, hemos apostado por el márketing de redes y actualmente contamos con una plataforma de intermediación de aceleramiento de startups, llamada LETSLAW EMPRENDE.

¿Qué es lo más importante para innovar en el ámbito legal?

El contacto continuo con el mercado y el cliente, un seguimiento sin tregua de las actualidades legislativas y una apuesta enérgica por las nuevas tecnologías.

Ahora que estáis asentados como empresa, ¿qué estrategia de expansión os gustaría llevar a cabo?

LETSLAW nació como un despacho especializado en derecho digital, propiedad intelectual e industrial y protección de datos. Aprovechando la demanda de asuntos tributarios y de naturaleza procesal, creamos el departamento de Fiscalidad y Tributación y Derecho Procesal. Hemos apostado por la creación de un departamento de Mercantil y Derecho Societario que ha tenido un buen recibimiento por parte de nuestros clientes y que poco a poco está aumentando en número de profesionales. Lo anterior evidencia nuestro plan de crecimiento, esto es, abarcar de forma creciente otras áreas del derecho, no solo por proyecciones de demanda futura, sino por ofrecer un servicio 360º al cliente actual.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Twitter

Conecta con ellos a través de LinkedIn

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.