• Directorio de empresas
Innovadores|Emprendedores

La tecnología abre oportunidades a los pequeños inversores españoles

  • Se trata de un espacio de aprendizaje para dos tipos de perfiles: personas que llevan 7 o 10 años trabajando y quieren ‘mover sus ahorros’
  • La preocupación por la sostenibilidad del sistema de pensiones de nuestro país es una de las grandes motivaciones del usuario que busca en UF organizar su futuro y su independencia financiera.
04/03/2019 |  Carmen Villarrubia

La realidad es que pocos españoles tienen el conocimiento necesario para invertir su dinero de manera segura y con criterio. Por este motivo, Jorge Segura, emprendedor y experto en inversiones alternativas y Chechu Salas, también emprendedor y experto en negocios digitales, han decidido crear Uncommon Finance, un club digital por suscripción que ofrece las herramientas para que cualquier persona conozca cómo funcionan los mercados financieros y poder sacarles partido desde el sentido común.

Esta plataforma funciona como un club de suscripción donde pagando una cuota mensual se tiene acceso a cursos, estrategias y herramientas para aprender a invertir y hacer el seguimiento de la cartera de forma autosuficiente, es decir, nunca se le dice al usuario dónde debe invertir su dinero, pero sí que le descubre las diferentes oportunidades que existen en el mercado. Es un espacio de aprendizaje para personas que quieren organizar sus finanzas de forma diferente y desde el sentido común. Una plataforma digital funciona como un club de suscripción que da acceso a cursos, estrategias y herramientas para aprender a invertir y hacer el seguimiento de la cartera de forma autosuficiente, por lo que es el usuario el que define sus inversiones y marca sus límites. UF nace con el objetivo de ser un espacio que une finanzas, creatividad y tecnología; y ser un motor creativo para la industria financiera.

Entre los usuarios hay dos perfiles diferenciados. Por un lado, personas de entre 30 y 40 años que llevan casi una década trabajando y que tienen dinero ahorrado en el banco y les gustaría empezar a moverlo’ pero no saben por dónde empezar y necesitan alguien que les dé la estructura, la confianza y los conocimientos base. Y, por el otro, gente de entre 40 o 50 años, que suelen tener su negocio propio o que ya han invertido en alguna ocasión pero que se encuentran con un techo de cristal porque les hacen falta métodos y herramientas para aprender a gestionar su cartera.

Entre esos usuarios, hay muy pocas mujeres por el momento. ‘Uncommon Finance’ ha mostrado interés por incorporar a la mujer al mundo de la inversión. “Desafortunadamente hay muchas menos mujeres que hombres. El perfil de mujer que entra en UF coincide mucho con el del hombre. Profesional relacionada con el mundo de la ingeniería, la tecnología o la banca, que lleva 10 años trabajando y quiere gestionar bien su dinero. Pero solo el 15% de miembros de Uncommon Finance son mujeres”, cuenta Segura.

Desde Uncommon Finance defienden que no debería haber diferencias en educación, acceso e interés financiero entre hombres y mujeres. “Un euro vale lo mismo para todo el mundo, y todos queremos sacarle partido a nuestros ahorros con cabeza, sin poner en riesgo todo lo que hemos construido. Se trata de un espacio en la gestión financiera que Uncommon Finance quiere desarrollar”, aseguran.

Para los que empiezan desde cero: Programa FIRE. Una de las principales barreras para enrolarse en un club como Uncommon suele ser el desconocimiento financiero: no saber por dónde empezar. Por eso Uncommon Finance ha lanzado programaFIRE, un curso intensivo de 10 semanas para personas que parten de cero. El programa les garantiza que poder empezar a gestionar sus finanzas por sí mismos una vez terminado el curso.

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.