• Directorio de empresas
Innovadores|Entrevista a los responsables de Cocreanet

"Nos sentimos escultores que ayudan a dar forma y a cocrear nuevos negocios"

  • Cocreanet aplica, principalmente, metodologías adaptativas y predictivas en función del estado del modelo de negocio
  • Cocreanet ha gestionado las ediciones del Reto Lehnica de Correos y Magma Innovation Hub
16/05/2019 |  Indra Kishinchand

Cocreanet es una consultoría estratégica de innovación y emprendimiento que ayuda a las empresas y emprendedores a construir negocios rentables y, así, aportar más valor a sus clientes y a la sociedad. La consultoría nace para dar respuesta a las necesidades de soporte basados en metodologías como Lean Startup y Customer Development, pero sin olvidar la gestión estratégica tradicional. Sus fundadores, Santiago Cantalapiedra y Marina Fernández Arroyo se conocieron trabajando hace 20 años. "Después cada uno siguió su propio camino profesional y hace cinco años volvimos a coincidir estudiando el Executive MBA, entonces fue cuando COCREANET empezó a coger forma, al principio como proyecto académico para unos meses después hacerse realidad", recuerda Santiago.

Así, COCREANET nació con el propósito de cambiar la manera en que se hacen negocios, poniéndoselo mucho más fácil a quienes podían estar limitados en esos recursos de partida, sobre todo hablando de dinero. Tenía que haber una manera de emprender, de poner en marcha nuevos negocios, más certera y que derrochara menos recursos. 

"Cuando estábamos estudiando, nos dimos cuenta de la cantidad de herramientas, técnicas y recursos que existen para mejorar la gestión de las empresas y lo inaccesible que resultan demasiadas veces a quienes tienen menos recursos (que suelen ser las pequeñas empresas y los emprendedores). Pensamos entonces que si éramos capaces de hacer llegar esos conocimientos a todos ellos estaríamos transformando la manera de hacer negocios, porque además lo haríamos desde nuestros principio", cuentan los fundadores de la startup. Posteriormente ampliaron el campo de acción a cualquier empresa, fuese grande o pequeña, porque, confiesan, "comprendimos que la escasez de recursos y herramientas no era patrimonio exclusivo de los pequeños. Además, en nuestros anteriores trabajos había clientes que nos consultaban y pedían consejos, de tal forma que lo empezamos a modelizar y veíamos que les aportábamos la experiencia y conocimientos que ellos no solían conocer ni aplicar".

¿Por qué os definís como escultores de ideas de negocio?

El escultor es una figura poética muy evocadora para nosotros. En primer lugar, porque es capaz de extraer del material un pedazo de arte, pule la piedra o el barro o cualquier otro y va dando forma a eso que está en su cabeza y que es su inspiración. También por esa cualidad artesana, de hacer de cada pieza algo único. Y, cómo no, por su capacidad de trabajo, el esfuerzo y al fin la creación. Nos sentimos esos escultores que ayudan a dar forma y a cocrear nuevos negocios a partir de las ideas de nuestros clientes.

¿Cómo os convertisteis en expertos en innovación?

Fue una búsqueda incansable hasta que dimos con ello. Al principio, cuando sólo conocíamos las estrategias clásicas de gestión empresarial, nos dábamos cuenta de que algo faltaba ahí, que lanzar negocios sobre la base de lo imaginado, sin más, era demasiado arriesgado. Buscando alternativas nos topamos con las metodologías ágiles adaptativas, y de ahí el salto a la innovación fue rodado. Al final el círculo se cierra cuando comprendes que toda tu vida has estado innovando sin saberlo siquiera, que la innovación va en tu ADN y que lo que necesitabas era ponerle palabras a todo aquello.

Pero mucho cuidado, expertos no somos, no se puede ser experto de lo que está en continua transformación. Reivindicamos la figura del aprendiz para no perder nunca la curiosidad y la necesidad de aprender por pensar que nunca sabrás lo suficiente.

¿Cuáles son vuestros métodos y herramientas?

Nuestro objetivo siempre debe ser aportar valor a los clientes adaptándonos en todo momento a la situación planteada. Por este motivo, las herramientas y métodos varían mucho del estado en que nos encontramos el proyecto. Cuando se tiene mucha incertidumbre sobre la evolución del proyecto, aplicamos siempre una metodología adaptativa con un enfoque que conjuga el pensamiento de diseño (design thinking) con pensamiento sistémico (system thinking) y cuando ya hemos eliminado estas incertidumbres más importantes en relación con el mercado y los clientes, consideramos relevante utilizar metodologías más predictivas, con el resto de propuestas de gestión empresarial para hacerle más óptimo y que sea capaz de aprovechar lo mejor posible las posibilidades generadas optimizando los procesos, sin dejar nunca de lado las posibles mejoras que se puedan aportar a los clientes y usuarios.

¿En qué ámbitos aplicáis la innovación exactamente?

La innovación es realizar algo de una forma distinta con una repercusión en el negocio y con unos objetivos establecidos. Nuestra principal fortaleza consiste en combinar las estrategias clásicas de gestión de proyecto (con objetivos, plazos, entregables,…) con las herramientas y propuestas más innovadoras dentro de la incertidumbre que tiene cualquier proyecto de innovación. Por este motivo, la innovación puede estar en cualquier punto de cualquier organización. Por nuestro conocimiento y recorrido, nos encontramos muy cómodos en el desarrollo o mejora de líneas de productos o servicios, así como cambios de paradigma en la comercialización y recomendación de tecnologías para procesos de cualquier punto de la organización. No olvidamos también que la innovación afecta a la estrategia de cualquier organización, de tal forma que solemos ayudar a directivos a definir nuevas formas de establecer estrategia de negocio.

¿Qué tipo de empresas acuden a vosotros?

Acuden de todo tipo con distintas necesidades. Desde empresas invertibles en bolsa muy innovadoras con estrategias de innovación muy claras a pequeñas empresas familiares consolidadas con muy poco recorrido en desarrollos de innovación, pasando por startups tecnológicas, científicas o mucho más tradicionales en el desarrollo de su modelo de negocio. Tenemos caso de empresas punteras en sectores no digitales que nos piden ayuda para desarrollar nuevas líneas de negocio; otras empresas con mucho volumen muy industriales para lanzar incubadoras o aceleradoras corporativas para incorporar estos aprendizajes a su trabajo diario y lanzar nuevas líneas de trabajo o incorporarlas en sus procesos operativos, etc… o incluso, ver posibilidades en lanzar proyectos de innovación abierta con distintos actores, y por último, startups en distintos estadios para darles apoyo y ayudarles a desarrollar su modelo de negocio.

¿Cómo os adaptáis a cada uno de vuestros clientes?

Nuestro trabajo es muy artesanal porque diseñamos cada solución completamente a medida de lo que requiere el cliente, con mucho mimo. No nos adaptamos, sino que hacemos que cada proyecto y cliente sea único. Para nosotros, cada proyecto requiere ver como con nuestra forma de trabajar podemos ayudar a los clientes, entendiendo sus problemas, sus situaciones, sus condicionantes, de tal forma que podamos diseñar un plan de trabajo consensuado y validado con los clientes, con una labor muy de detalle a la cual damos respuesta de forma absolutamente personalizada.

Uno de los que más sorprende es el perfil de inversor, ¿por qué suelen acudir a Cocreanet? ¿En qué les podéis ayudar?

Fue por absoluta casualidad. Dentro de este proceso de estudio de situación y de avance que hacemos para startups en sus distintos estadios, preparamos informes de evolución para los clientes corporativos de las aceleradoras con las que colaboramos. Uno de estos informes llegó a un inversor y nos comentó que si teníamos una forma de, aparte de validarla de forma cualitativa con recomendaciones y puntos de trabajo, lo podíamos hacer  cuantitativamente y lo conseguimos, de tal forma que tenemos una forma de valorar un modelo de negocio con los riesgos identificados por el recorrido de desarrollo de cliente ponderado con flujos de caja. Además, si el negocio se basa en cualquier activo técnico o científico, también ofrecemos incluso la estimación cuantitativa y cualitativa de estos activos. Con este servicio, nos llegan clientes del lado inversor como del lado de los fundadores de las startups en un concepto de valoración independiente y similar a fairness opinion, el cual es utilizado en Due diligence de banca de inversión.

¿Cuáles son los retos más habituales a los que os enfrentáis?

Los retos dentro de los proyectos a los que nos enfrentamos no suelen ser muy habituales ni repetidos, porque el desarrollo de cualquier iniciativa es diferente al anterior y lo será del próximo al que nos enfrentemos. Un aspecto que nos encontramos de forma habitual es conseguir que empresas, negocios o directivos con recorridos muy consolidados confíen en que hay más formas de hacer las cosas; aquello que ha funcionado siempre no tiene por qué funcionar en el futuro tan cambiante e incierto en que nos enfrentamos y que hay formas de enfrentarnos a problemas de desarrollo de evolución de productos, comerciales y estratégicos mucho más adaptables a los momentos tan convulsos que vivimos.

¿Y cuál ha sido uno de los más difíciles?

Hay una situación que siempre es complicada. Con un enfoque de innovación centrado en personas o innovando en valor, ideas de negocio convertidas en espacios de oportunidad por el cual equipos emprendedores o intraemprendedores han apostado mucho tiempo, trabajo y esfuerzo y con los datos validados, ver que no tiene salida porque el propio cliente no lo quiere, supone siempre una situación bastante dolorosa. Si encima esta situación viene, como en algún caso, después de una inversión muy importante por parte de los fundadores de una startup, el reto de plantearlo abiertamente es muy difícil y muy doloroso. Es muy duro, pero se debe hacer.

¿Cómo aplicáis vosotros la innovación en vuestra propia empresa? ¿Cómo os diferenciáis en este sentido?

Buena pregunta. Por nuestra forma de trabajar y de enfocar los proyectos, llevamos el principio de Heraclito a su máximo exponente ya que consideramos que el  cambio incesante es la base de todo, incluido el conocimiento. Siempre estamos mejorando la forma de hacer las cosas partiendo de experiencias ya vividas. Aspectos que funcionan o ideas que han sido identificadas por los equipos, solemos valorarlas para  incorporarlas a los nuevos clientes, de tal forma que hay aprendizajes e hipótesis que las compartimos entre nosotros y aplicamos a los nuevos clientes. También esto aplica tanto en la forma de comercializar nuestros productos así como en la evolución de los existentes, intentando aportar algo más a los clientes y usuarios con los que trabajamos.

¿Qué más servicios os gustaría incluir? ¿Cómo habéis evolucionado en este sentido?

Por nuestra forma de trabajar, tenemos dos aspectos que nos encantaría trabajar más y desarrollarlas en breve o seguir trabajando en ello. En la actualidad, muy relacionado con el mundo startups, somos capaces de identificar espacios de oportunidad y desarrollar modelos de negocio donde se generan negocios rentables y escalables y nos gustaría dar un paso más. Consideramos la posibilidad de poder afrontar Ventures Builders con alguno de nuestros socios más habituales, creando equipos de alto rendimiento en los cuales se incluya talento joven con talento senior y con un desarrollo de su modelo de negocio y estrategia guiado por nosotros. Por otro lado, consideramos también que la innovación debe tener un impacto social, por lo que estamos colaborando con algunos actores relevantes para conseguir que la innovación sea un motor capaz de frenar el proceso de despoblación que sufren zonas muy queridas para nosotros.

¿Y con respecto a la inversión? ¿Cómo fueron vuestros inicios? ¿Con qué apoyos habéis contado?

Nunca ha sido un objetivo de nuestro negocio en entrar en participación de startups. Participamos en proyectos donde consideramos que aportamos algo relevante para el éxito. Nuestra idea es ir lanzando proyectos que nos entusiasmen con equipos de mucho potencial, de tal forma que nuestros servicios sean nuestra inversión en este tipo de proyectos. No lo solemos hacer de forma asidua porque no queremos que se nos confunda con mentores que cobran su tarifa en equity, sino en socios relevantes que aporten ideas, formas de trabajar, contactos y que nuestro apoyo sea un trocito pequeño de la parte del éxito del proyecto.

¿Cuáles son vuestros planes a medio/largo plazo?

Tenemos un propósito muy claro desde que empezamos, que es cambiar la forma de hacer negocios. Consideramos que debemos seguir mejorando el servicio que prestamos y facilitando a la mayor cantidad de empresas posibles la posibilidad de mejorar y hacer de la innovación su principal ventaja competitiva, capaces de adaptarse de forma rápida a las necesidades de sus clientes o mejorando sus procesos incorporando nuevas soluciones. Además, también queremos ayudar a todos aquellos que deseen lanzar su propio negocio a hacerlo posible en mercados tan competitivos como los actuales. Como empresa, queremos crecer con nuestros clientes, ampliando servicios con nuevos skills de valor añadido  e incorporando talento que repercuta en la solución que ofrezcamos a nuestros clientes  

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Conecta con ellos a través de LinkedIn

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.