• Directorio de empresas
Tecnologicos|Inversiones
  • Barcelona es la segunda ciudad con más motos en Europa tras Roma y su ecosistema de startups la convierte en el sitio ideal para ser la cuna de Yugo
14/05/2018 |  Indra Kishinchand

En plena ebullición del sector del motosharing, Yugo ha logrado 402.000 euros de inversión en la plataforma de equity crowdfunding The Crowd Angel. En esta operación, 62 usuarios han invertido en Yugo con un ticket medio de 6.000 euros.

Esta entrada de capital forma parte de una ronda de inversión que permitirá a la compañía ampliar su flota de vehículos y seguir expandiéndose a nivel internacional tanto con negocio propio y como con su nueva apuesta por el modelo franquiciado con el que ya operan en Burdeos como ciudad piloto. 

El servicio de motosharing, reconocido por sus vespas de color verde, nació en Barcelona de la mano de tres jóvenes emprendedores franceses. Benjamin Viguier, Tim Ougeot y Yann Sander, con un perfil más empresarial, junto a sus respectivos hermanos, todos con un perfil más tecnológico, decidieron mudarse a la ciudad condal en 2016 para lanzar su proyecto tras su experiencia en el sector de la automoción en Munich trabajando para Tesla, Audi y BMW, respectivamente.

Barcelona es la segunda ciudad con más motos en Europa tras Roma y su ecosistema de startups la convierte en el sitio ideal para ser la cuna de Yugo. Asimismo, la apuesta de la ciudad por el concepto Smart City también lo convertían en la ciudad referente para el negocio: la alternativa más económica, ecológica y práctica al vehículo privado, para moverse de forma rápida y fácil por la ciudad. 

Yugo cuenta a día de hoy con una flota de 210 motos silenciosas y sin emisiones y una comunidad de 20.000 usuarios. En las próximas semanas llegaran 100 nuevas motos a la ciudad condal para seguir ampliando la oferta progresivamente hasta las 700 que la compañía estima tener a final de año. 

Para acceder al servicio de moto sharing de Yugo, sólo es necesario un teléfono móvil con conexión a Internet y el GPS activado. Por defecto la aplicación reconoce la moto más cercana al usuario, a la vez que informa (a tiempo real) de todas las motos disponibles. Una vez hecha la reserva, el usuario dispone de 15 minutos para empezar a usarla.

De un modo completamente intuitivo, el rider podrá desbloquear la moto (a través de la app), abrir el topcase, coger el casco y darle a ‘empezar’. Sólo en ese momento se empieza a pagar por el uso de la moto.

Yugo ofrece un servicio 100% flexible para el usuario ya que, al terminar el trayecto, no es necesario aparcar las motos ni en estaciones, ni en puntos específicos de recarga.

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.