• Directorio de empresas
Tecnologicos|Opinión
Equity crowdfunding: ¿un arma por la igualdad de género?
  • El porcentaje de mujeres inversoras en las plataformas de equity crowdfunding está varios puntos por encima del de inversoras en canales tradicionales
  • Datos oficiales establecen que solo un 9% de los inversores en España son mujeres,
07/12/2017 |  Azahara García

En octubre de este año, El Referente lanzaba la actualizada Guía de Inversión para Startups, donde daba a conocer, entre otras cosas, el listado completo de los fondos y business angels activos en España. Con su lanzamiento, esta guía no solo se posicionaba como uno de los mapas más claros y completos del emprendimiento en este país, también se convertía en un claro reflejo de la brecha de género existente en el ecosistema inversor español.

De los 126 fondos recopilados en la guía, solo 15 están liderados y/o fundados por mujeres (12%), mientras que la presencia femenina se reduce a 6 de entre los 142 business angels seleccionados por la misma publicación (4,2%).


Datos oficiales establecen que solo un 9% de los inversores en España son mujeres, cifra que, como era previsible, está muy en línea con la tendencia mundial: mientras que sólo 1 de cada 7 business angels en Reino Unido son mujeres (14,5%), éstas sólo representan el 7% de los socios de fondos de capital riesgo a nivel mundial. En términos generales, menos del 2% del capital mundial es invertido por mujeres.

Fuente: http://gendergapgrader.com/studies/angel-investing/

A nivel global, aunque los datos históricos muestran una mejora en el aumento de la presencia femenina en los sectores fintech y de finanzas en general, las cifras siguen evidenciando una gran brecha entre hombres y mujeres en el ecosistema inversor.

Existen varios estudios dedicados a aclarar los porqués de esta baja presencia femenina. Aunque son muchos los matices, destacan dos razones:

Aversión al riesgo: no es un secreto que la inversión en startups es una inversión de riesgo; la imperfección y el fracaso son derivados del proceso. ¿Estamos insinuando que menos mujeres invierten en startups porque estas son más adversas al riesgo y tienen un mayor miedo al fracaso que los hombres? Efectivamente, eso es lo que parecen demostrar varios estudios; la pregunta es, ¿por qué? Esta cuestión va más allá del área financiera y nos lleva a un nuevo término que explica por qué las mujeres estamos subrepresentadas en prácticamente todos los lados donde miramos: el déficit de valentía. Solo se necesitan 12 minutos, los que dura la charla de Reshma Saujani 'Teach girls bravery, not perfection', para entender que, al contrario que a los hombres, a los que desde pequeños se piropea por ser 'fuertes y valientes' y se recompensa por asumir riesgos - saltar desde muy arriba, pedir salir a la chica, jugar duro... - el mundo en el que vivimos ha socializado a la mujer para aspirar a la perfección y, como consecuencia, vivir bajo pautas excesivamente cautelosas y, quizás, con una falta de confianza impuesta.

El mundo de la inversión no es un mundo de perfección, es un mundo de valientes, y las tradicionales pautas educativas impuestas en la mujer, instruyéndonos a huir del fracaso y el riesgo, nos excluyen de este (algo que también sería ampliable al mundo emprendedor, donde la mujer también está ínfimamente representada: solo 8 de las 100 start-ups seleccionadas para el South Summit 2017 están lideradas por mujeres).

You can’t be what you can’t see: la frase de la activista Marian Wright Edelman nos ayuda a entender la razón por la cual aún nos cuesta ver mujeres en foros de inversión o presentando un pitch sobre el escenario. Es una realidad que el ser humano se basa en ejemplos, en historias, en líderes que se imponen como un reflejo aspiracional de aquello que podemos llegar a ser. Cuando establecemos objetivos, buscamos modelos, personas que han conseguido algo parecido a lo que nosotros queremos conseguir. Si son escasas las ocasiones en las que una mujer se convierte en referente dentro del mundo emprendedor o inversor, serán menos las mujeres que decidan aspirar a ello, entrando así en un círculo vicioso de desigualdad.

El incremento del número de mujeres económicamente independientes (con respecto a años pasados), que buscan hacer lo que quieran y como quieran con su dinero, ha hecho que aumente el interés por el ecosistema inversor entre las mujeres. Esto ha originado la creación de varios movimientos a nivel mundial para dar una mayor visibilidad a esas mujeres que han dado el paso, convertirlas en referentes, y romper así con el círculo vicioso mencionado. Algunos ejemplos son Global Invest Her en UK o la red SWAN en España. Fue precisamente en un evento organizado por SWAN donde se puso encima de la mesa un dato que resultó ser inesperadamente interesante:

El porcentaje de mujeres inversoras en las plataformas de equity crowdfunding está varios puntos por encima del de inversoras en canales tradicionales. De los inversores registrados en Crowdcube UK, un 25 % son mujeres, mientras que en España el porcentaje es de un 17,8% (a nivel global, los porcentajes son del 14,5% y del 9%, respectivamente).

Preguntamos a varias inversoras por qué pensaban que este porcentaje aumentaba cuando hablamos de plataformas de inversión online y, como era predecible, las razones expuestas estuvieron estrechamente ligadas a lo dicho anteriormente al comienzo de este artículo:

  • Las plataformas de inversión online como Crowdcube permiten al inversor invertir desde 10 EUR, a diferencia de los tickets más elevados que se suelen imponer en los tradicionales foros de inversión. Esto permite a aquellos individuos (mujeres o no) más adversos al riesgo comenzar invirtiendo cantidades cautas y adquirir confianza en el proceso.

  • Mientras que muchas de las mujeres que se ven atraídas por el mundo de la inversión desisten de dar el primer paso por sentir cierto reparo o incluso falta de confianza a entrar en un 'mundo de hombres', son muchas la que ven en las plataformas de equity crowdfunding el canal ideal para familiarizarse con el ecosistema, dar sus primeros pasos y ,de esa manera, adquirir confianza para futuras operaciones en una variedad de canales.

Sabemos que esto no deja de ser un parche a un problema de raíces profundas. Sabemos que no es más que una opción B en un contexto en el que la opción A ha sido socialmente alejada de nuestras manos. Y sabemos que estos porcentajes distan mucho de ser reflejo de igualdad. Pero si gracias a este canal conseguimos que más mujeres se acerquen a un mundo que les atrae y se sientan libres para explorar sin tener miedo al fracaso, estaremos favoreciendo el empoderamiento de mujeres que podrían convertirse en los referentes de muchas otras que están por venir.

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.