• Directorio de empresas
Tecnologicos|Entrevista a Sébastien Chartier, cofundador de Salón MiEmpresa
"Los principales límites que se encuentra un emprendedor son los que él se fija"
  • Mañana finaliza el plazo para inscribirse en el Elevator Pitch que se celebrará en el Salón MiEmpresa
  • Bankia y el Ayuntamiento de Madrid son algunas de las entidades que apoyan el evento
19/01/2017 |  Indra Kishinchand

Sébastien Chartier es Consejero Delegado de Creaventure y Co-fundador de Salón MiEmpresa, un evento consolidado como uno de los mayores eventos a nivel nacional de emprendedores y pymes. La octava edición del evento tendrá lugar los días 21 y 22 de febrero en el Barclaycard Center de Madrid (antiguo Palacio de los Deportes de Madrid), donde se ofrecerá nuevos estímulos en todas las áreas implicadas en la puesta en marcha y crecimiento de un negocio.

Salón MiEmpresa contará con el apoyo de Bankia como patrocinador principal, y del Ayuntamiento de Madrid. El programa incluye conferencias y actividades bajo el lema: ¡Sin límites!. Además, se renuevan las 10 salas temáticas de conferencias, que cubrirán todo el ciclo de vida una pyme, desde sus orígenes, financiación, crecimiento, innovación e internacionalización. Además se ha incorporado un área exclusiva de Mentoring, donde se llevarán a cabo sesiones individuales de asesoramiento one to one con inversores, mentores y expertos que brindarán a los asistentes soluciones personalizadas.

Durante el encuentro se celebrará el concurso Elevator Pitch, donde las startups españolas de perfil tecnológico presentan sus proyectos ante un jurado compuesto por profesionales ligados a empresas de capital de riesgo, business angels, incubadoras y aceleradoras, con el objetivo de lograr la financiación necesaria para impulsar su proyecto empresarial. Entre ellos figuran profesionales de entidades como Kibo Ventures, Enisa, Faraday Venture Partners, Angels Capital, K Fund, Samaipata Ventures, JME VEntures Capital y Cabiedes & Partners.

Mañana finaliza el plazo para el concurso VIII Elevator Pitch del Salón MiEmpresa, ¿por qué debería un emprendedor presentarse como candidato? ¿Qué beneficios obtiene con respecto a otras iniciativas similares?

Llevamos ocho años organizando este concurso de Elevator Pitch y es uno de los más consolidados en España, que ha permitido a varias startups como Tiendeo o Weplan conseguir sus primeras rondas de financiación con inversores como Cabiedes & Partners, Faraday Venture Partners o JME Venture Capital. Participan cada año en el jurado numerosos fondos de capital riesgo. Este concurso es una excelente oportunidad de tener visibilidad para estas startups, enfrentándose a un jurado de expertos, y para los mejores, conseguir la financiación deseada o por lo menos estar en el radar de estos VCs con el fin de que puedan ver su evolución como compañía.

Además, este año, en la fase de pre-selección, tendrán la oportunidad de tener una reunión de unos 15 minutos con tres profesionales de la inversión que les darán un feedback personalizado y descubrirán cuáles son los tipos de preguntas que realizan los inversores. En definitiva, el concurso Elevator Pitch, es como un pequeño training en un aspecto vital para la supervivencia de las start-ups: la obtención de financiación.

¿En base a qué criterio habéis elegido los sectores que pueden participar? (Movilidad, apps, IoT, Gaming...)

Buscamos cada año las mejores empresas del sector tecnológico, y, este año, hemos querido precisar cuáles son los sectores que realmente están en pleno auge y despiertan más interés en los inversores que estarán presentes. Por ello hemos especificado algunos como el de las Apps, los Videojuegos, el Fintech o el IoT, pero también hemos incluido aquellos que han empezado a despuntar hace relativamente poco y que se postulan como los sectores tendencia; es el caso del Realidad Virtual o el Insurtech.

¿Ante qué business angels, empresas e incubadoras/aceleradoras podrán presentar sus proyectos los emprendedores?

El jurado está formado, entre otros, por los máximos directivos de los principales fondos de capital riesgo español como Kibo Ventures, Angels Capital, Faraday Venture Partners, K Fund, Samaipata Ventures, JME Venture Capital, o Cabiedes & Partners, así como incubadoras impulsadas por bancos como Bankia (Bankia Conector) o Banco Sabadell (BStartup), así como la entidad Enisa, el organismo público que más financiación aporta a las startups.

¿Por qué os habéis decantado por este formato para el concurso? ¿Qué beneficios tiene para emprendedores e inversores?

Hemos optado por este formato porque sabemos lo importante que es para los emprendedores obtener un feedback más personalizado sobre su proyecto y así conocer de primera mano sus fortalezas y debilidades a partir del criterio profesional de los miembros del jurado.

Para los inversores esta es una buena forma de conocer el buen estado de salud del que goza la startup española y tomar buena nota de nuevos proyectos en los que participar.

Y, como he apuntado antes, también les permite dar a conocer su proyecto frente a otros emprendedores y obtener visibilidad.

¿Qué obtendrán los diez ganadores del Elevator Pitch?

El ganador obtendrá, como cada año, un premio en metálico gracias al patrocinio de Bankia, pero realmente los 10 finalistas obtienen la satisfacción de haber sido elegidos entre unos 150-200 proyectos que se presentan y la oportunidad de poder conocer a muchos inversores durante el evento.

En esta octava edición del Salón MiEmpresa, ¿cómo habéis evolucionado a nivel de expositores, conferenciantes y visitantes?

El evento nació en plena crisis y arrancó con la idea de aportar un granito de arena para respaldar a los valientes que iban a lanzarse por su cuenta, muchas veces más por necesidad que por vocación. Pretendíamos ofrecerles un baño de realidad sobre lo que es el mundo empresarial en España, agrupar a la mayoría del ecosistema, ayudarles a encontrar productos y servicios adaptados a sus necesidades y, sobre todo, ofrecerles un abanico de conferencias prácticas para que la experiencia de otros les sirviese como aprendizaje. En los últimos años, hemos hecho evolucionar los contenidos del Salón con el fin de preocuparnos no solo por la gente que arranca, sino también por la supervivencia y consolidación de las pymes, introduciendo todas las temáticas empresariales (tecnología, internacionalización, crecimiento, etc.). En estos últimos años el Salón MiEmpresa se ha convertido en el mayor evento empresarial español, duplicando el número de visitantes hasta superar los 15.000 visitantes en sus últimas ediciones, con un promedio de unos 70-80 expositores cada año y cerca de 300 ponentes expertos repartidos en 10 salas en paralelo.

¿Qué novedades habéis introducido para este año?

Además del cambio de formato del concurso Elevator Pitch, hemos apostado por la creación de la Sala de Mentoring, un espacio donde más de 100 profesionales y expertos ofrecerán a los emprendedores, pymes, autónomos y startups que lo deseen asesoramiento personalizado en sesiones de entre 8 y 10 minutos.

Estos expertos, que estarán durante los dos días del Salón, en horario continuo de 10 de la mañana a 6 de la tarde, estarán repartidos en varias mesas: Business Angels y fondos de capital riesgo, donde podrán conocer el tipo de preguntas que realizan los inversores; Aceleradora/Incubadora, para ofrecer información sobre modelos de negocio y escalabilidad; y la mesa de Asesoramiento Tradicional para cuestiones legales o de marketing, entre otras materias.

¿Qué cambios habéis observado en el ecosistema emprendedor español a lo largo del tiempo que habéis organizado el evento?

Creo que efectivamente el tema del emprendimiento se ha puesto muy de moda en los últimos años. Si te soy sincero, hay tantos aspectos positivos como negativos. Por el lado bueno, creo que hemos logrado avanzar algo en la mejora de la percepción de la figura del empresario (y de su hermano pequeño, el emprendedor), pasando de una imagen casposa, y muchas veces asociada al término “explotador”, a una imagen nueva, asociada más bien a los valores de soñador, luchador y potencial creador de empleo.

La crisis ha provocado muchos cambios, y uno de los buenos es que ahora muchos trabajadores se plantean la posibilidad de crear su propio negocio. Siempre he preferido al empresario con vocación que al que se monta por su cuenta, bien por necesidad, o bien como salida para capitalizar su paro, pero, siendo positivo, creo que estamos logrando al menos despertar el espíritu emprendedor, y considero especialmente prometedor ver que ahora muchos jóvenes se plantean esta opción de vida.

Por todo ello, te diría que hoy en día el ecosistema está mucho mejor que hace años, la evolución ha sido buena, aunque todavía le falta mucho por profesionalizarse. Dicho esto, el emprendedor español no tiene nada que envidiar a sus homólogos de otros países, y solo necesita ser un poco más ambicioso en sus planteamientos iniciales, con el fin de crear empresas sólidas en vez de pequeños negocios.

Vuestro lema se resume en ¡Sin límites!, pero, ¿cuáles son los límites reales que encuentran los emprendedores a la hora de iniciar su actividad?

Los principales límites que se encuentra un emprendedor son los que él se fija, muchas veces por falta de ambición o complejo de inferioridad. Las comparaciones son siempre malas, y pensar que España es de los peores países para emprender no ayuda. Mucha gente siempre culpa a los trámites burocráticos, la fiscalidad, etc. para ponerse frenos a la hora de lanzarse por su cuenta. Está claro que no somos Silicon Valley, pero tampoco nos hace falta, y al final existen en España miles de casos de éxito, siendo sin duda Inditex el mejor ejemplo de empresas exitosas. Tenemos que aprender a quejarnos menos y aceptar las reglas del juego que nos han tocado (y mejor si el Gobierno no las cambiase cada 2 por 3). Tenemos que montar empresas ambiciosas desde el primer minuto, pensar a lo grande, en la internacionalización, en convertirnos en líderes, en ser los mejores en algo, de allí el claim de este año de “¡Sin Limites!”.

¿Y el Salón MiEmpresa? ¿A qué retos se ha enfrentado durante la preparación de esta edición?

Nuestro principal reto, año tras año, es lograr equilibrar nuestra cuenta de resultados. Montar un evento como el Salón MiEmpresa es un desafío permanente por su tamaño y la ambición que tenemos. Nosotros no contamos con ningún respaldo ni nos beneficiamos de ninguna ayuda pública, y es cada vez más complicado obtener el apoyo de grandes marcas para que entiendan la importancia de apoyar al emprendimiento y el desarrollo de las pymes. Además, cada año intentamos renovar al máximo los contenidos del Salón, y no es tan fácil, ya que por el evento han pasado ya más de 2.000 ponentes expertos en los últimos años y muchas veces nos cuesta encontrar novedades.

El Salón MiEmpresa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, ¿hace falta que las instituciones gubernamentales apoyen más las iniciativas emprendedoras? ¿Por qué? ¿De qué manera deberían materializar dicho apoyo?

El Ayuntamiento de Madrid nos ha respaldado desde la primera edición y es un placer contar cada año con su apoyo, ya que es de los pocos organismos públicos que se preocupa realmente por el pequeño empresario. Su apoyo es más en forma de comunicación que financiero, pero justamente ellos, gracias al Salón, están en contacto con la realidad del mercado y han sido un ejemplo en muchas de sus iniciativas (redes de viveros, programas de mentoring, financiación, etc.). No creo que realmente haga falta que las instituciones gubernamentales apoyen más a las iniciativas emprendedoras, por lo menos que no sean vía subvenciones o ayudas financieras, que en general solo van dirigidas a distintos colectivos y cuya adjudicación siempre es dudosa. Soy más partidario de que no se entremetan y que tengan políticas que favorezcan el crecimiento, en vez de destruir como ha sido el caso en los últimos años. Hacen falta incentivos fiscales para la creación de empresas, facilitar la captación de talentos, rebajar el IRPF e impuestos, impulsar la competitividad, favorecer el I+D+i, y un largo etc. de medidas que reclamamos desde hace años. Los emprendedores necesitan leyes que les permitan crecer, no estancarse, y sobre todo un entorno legal fiable que no cambie cada dos por tres, y además con consecuencias retroactivas.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.