• Directorio de empresas
Tecnologicos|Entrevista a Philippe Gelis, Kantox

"Bancos y brokers se han aprovechado del desconocimiento de las empresas para inflar sus beneficios con comisiones abusivas"

  • Recientemente Kantox ha ampliado su cartera de divisas de 35 a 92
  • Sus más de 2.000 clientes han cambiado alrededor de 5.000 millones de dólares en 20 países
29/11/2017 |  Indra Kishinchand

Los cofundadores de Kantox, Philippe Gelis (CEO) y Antonio Rami (COO) se conocieron en 2010 cuando trabajan en Deloitte como consultores financieros. "Allí, detectamos un patrón que se repetía en las distintas empresas: la compra y venta de divisas era un servicio opaco y suponía un sobrecoste importante en las cuentas de resultados". Se dieron cuenta de que la volatilidad de las divisas afectaba las cuentas de explotación de aquellas empresas que importaban o exportaban mercancías o servicios, pero la mayoría no tenían ni herramientas ni políticas claras de gestión del riesgo de cambio. De aquí partió la idea de la que nació Kantox en 2011.

Pero, ¿qué es Kantox? Kantox es una empresa multinacional fintech que ofrece soluciones para la gestión de divisas y que trabaja a diario para solucionar uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas internacionales: la gestión de las divisas.

Entienden que la industria financiera, conocida por su opacidad y falta de innovación, necesita un cambio radical. Por eso creen que es el momento de redefinir la industria, adoptando modelos más transparentes, eficientes y honestos. Así, su conocimiento, productos y soluciones, permiten a sus clientes gestionar su exposición en divisas, construir estrategias de cobertura, automatizar las transacciones en divisas y procesar pagos internacionales de forma inteligente.

Con su actividad generan ahorros significativos, eficiencia y productividad desde la máxima transparencia. Sus más de 2.000 clientes han cambiado alrededor de 5.000 millones de dólares en 20 países. 

Kantox tiene sede en Londres y está autorizada por la Financial Conduct Authority.

Aseguráis que la industria financiera es conocida por su opacidad y falta de innovación, ¿qué papel cumple Kantox en el cambio de la misma?

Tradicionalmente, bancos y brokers se han aprovechado del desconocimiento de las empresas para inflar sus beneficios con comisiones abusivas o incluso venderles productos especulativos que no necesitan. Kantox ataca de frente esta cultura del abuso mediante transparencia en precio y productos sencillos. En definitiva, lo que hacemos es devolver al cliente el control sobre su estrategia de gestión del riesgo.

¿Con qué apoyos contáis en la redefinición de la industria? ¿Habéis tenido presiones por parte del sector más conservador?

Hemos pasado por varias fases. Al principio nos ignoraban. Cuando los bancos comenzaron a ver que sus clientes gestionaban sus divisas con Kantox comenzaron una campaña de hostilidad abierta, amenazando a sus propios clientes con el objetivo de acabar con nosotros. Al final se han dado cuenta del valor de nuestra tecnología, lo que ha dado lugar a una fase en la que estamos explorando modelos de colaboración muy interesantes.

¿En qué se materializa la honestidad y transparencia que buscáis?

En primer lugar en la política de precios. Nosotros hemos acabado con la mentira de las 'operaciones sin comisión' que aplican márgenes - llamado 'spread' - absurdos en el tipo de cambio. Con Kantox la comisión y el tipo de cambio se muestran y separan explícitamente. Pero en general, nuestra filosofía es a largo plazo, es decir, nos importa menos el margen por operación que ayudar a nuestros clientes a expandirse internacionalmente, lo que, en definitiva nos beneficiará a ambos.

¿Cuál es la reacción de los usuarios ante un producto como Kantox? ¿Qué es lo que más valoran de vosotros?

El Dynamic Hedging es una solución única de gestión de divisas. Hay que entender que vamos a empresas que están aún contratando sus operaciones por teléfono y/o gestionando manualmente su exposición. Nuestra propuesta de automatización sorprende, pero cuando la conocen y la entienden, se muestran encantados por liberarse de tareas de poco valor añadido y más abiertos a extender la automatización a otros aspectos como la gestión de pagos.

Recientemente habéis ampliado vuestra cartera de divisas de 35 a 92, ¿cómo ha sido el proceso hasta alcanzar este punto?

Este es un proyecto en el que llevamos tiempo trabajando. Nuestros clientes nos pedían operar con divisas 'exóticas' y nuestro objetivo siempre ha sido poder proporcionar estas divisas, pero en las mismas condiciones de la transparencia en el precio y con una gestión lo más simple posible, para lo que se necesita tener una buena infraestructura de pagos. Esto requiere un tiempo de preparación.

Con esta ampliación cubrís casi el 100% del mercado latinoamericano, ¿qué importancia tiene este mercado para vuestros clientes?

Para las empresas españolas, Latinoamérica ha sido tradicionalmente un mercado preferente y el poder operar con peso mexicano, peso chileno, real brasileño, peso argentino o peso colombiano supone para ellas una ventaja competitiva a la hora de poder negociar precios con proveedores en divisa local, menores costes de gestión para pagar plantillas locales o realizar inversiones. Pero no solo para las empresas españolas, Brasil o México por ejemplo son destinos con los que trabajan turoperadores de todo el mundo, que, lógicamente, tienen necesidad de hacer operaciones en BRL o MXN.

También os acercáis a Asia y Oriente Medio, ¿qué dificultades encontráis según qué regiones para estableceros como proveedores financieros?

La principal dificultad estriba en las restricciones que las autoridades de cada país aplican a sus divisas. En este sentido hay algunas divisas con las que el rango de operaciones es más limitado, pero nuestro objetivo ha sido siempre que estas operaciones sean sencillas, rápidas y transparentes para el cliente, que es lo que en definitiva refleja nuestra propuesta de valor.

¿Cuál es el principal problema de las divisas exóticas y cuál es vuestra propuesta ante el mismo?

Básicamente, la empresa se encuentra con tres problemas con las divisas exóticas: la dificultad de operar, debido a las restricciones y la falta de liquidez,  las altas comisiones aplicadas por los pocos proveedores que trabajan con ellas, y los formatos de pagos que difieren de los nuestros (IBAN, SEPA…). Nuestra propuesta busca acabar con esta problemática: queremos garantizar el éxito de las operaciones utilizando la infraestructura de pagos con la mayor red de bancos locales y ofrecer los mismos estándares de transparencia que aplicamos a las divisas 'majors'.

Habéis entrado en el top 15 del ránking de Deloitte UK Technology Fast 50, ¿qué supone para vosotros? ¿Cómo ha sido vuestro crecimiento en estos cuatro años?

La verdad es que hemos estado entre las 20 empresas tecnológicas de mayor crecimiento del Reino Unido los dos últimos años. Este es un premio basado en hechos objetivos, que reconoce un crecimiento promedio de ingresos del 1.688% en los últimos cuatro años. Nosotros lo analizamos como la confirmación de que la apuesta por un modelo que combina una tecnología única con el enfoque en las necesidades del cliente es la clave detrás de este crecimiento.

Entendéis que uno de los factores del éxito ha sido el lanzamiento del software Dynamic Hedging, ¿qué tiene de especial? ¿Qué otras novedades esperáis introducir próximamente?

El Dynamic Hedging la piedra angular de este crecimiento. En el fondo, el portfolio de divisas o incluso la transparencia es algo que los bancos o brokers pueden asumir (algo más complicado esto último). Sin embargo, el desarrollo tecnológico es fruto de un trabajo y una dedicación que a ellos no les interesa, porque están centrados en el beneficio a corto plazo. De cara a futuro, estamos trabajando en desarrollar nuevos productos siempre en la línea de simplificar el trabajo de la gestión de riesgo de tesoreros y CFOs, aumentar la rentabilidad de los clientes o simplificar la expansión internacional.

¿Cómo créeis que continuará cambiando la relación de las personas con sus entidades financieras?

Yo creo que las entidades financieras se han dado cuenta de que están en un momento clave. Se está acabando la dinámica de oligopolio que les permitía aplicar precios injustos, esconder sus comisiones y en definitiva, aprovecharse de sus clientes y se han dado cuenta que hay un modelo más honesto que funciona. Se ve que intentan acercarse más al cliente y cambiar su imagen, pero son organizaciones gigantes a las que cambiar de rumbo les puede costar mucho tiempo. En este sentido creo que vamos a ver mucha colaboración con el sector Fintech que les permita recuperar a un mercado, cada vez mayor que les ha dado la espalda.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.