• Directorio de empresas
Tecnológicos|Entrevista a los fundadores de Skoolpoint
“Hemos empezado en escuelas públicas porque es un segmento de mercado mayoritario y prácticamente desatendido”
  • Sus tres misiones principales son: crecimiento en número de centros educativos y usuarios, crecimiento en funcionalidades de la plataforma, y rentabilidad
  • Han contado con el apoyo de Enisa, Startup Catalonia o Conector, entre otros agentes
24/02/2017 |  Indra Kishinchand

Skoolpoint es una solución que ayuda en el día a día de los centros educativos; su función es resolver las necesidades de comunicación, de seguridad y de contenidos de las escuelas. Se trata de una sotfware que les agiliza el trabajo y que, a las familias, les permite tener una mejor comunicación con los centros.

Sus fundadores son Iker Gutiérrez (Licenciado en Ingeniería Informática de Sistemas) y Toni García quien tiene 18 años de experiencia en el sector informático, catorce de ellos como desarrollador de soluciones web y móviles y creación de frameworks. Ellos dos son los socios fundadores y, además, cuentan con cinco miembros más del equipo que también tienen una participación en la sociedad. El proyecto también tiene el apoyo de Conector y varios advisors externos.

Skoolpoint ha sido lanzado al mercado recientemente, tras pasar varios meses en beta cerrada. “Consideramos que la beta era crítica al tratarse de un sistema que maneja información personal de especial relevancia relativa a menores de edad, que son un tercio de nuestros usuarios”, comenta Iker.

Consideráis que la innovación de Skoolpoint reside en su modelo de negocio, ¿cuál es?

Skoolpoint propone un modelo de negocio Freemium enfocado especialmente, aunque no únicamente, a los centros educativos públicos. Dada la actual situación macroeconómica, los centros educativos públicos no disponen de recursos para dedicar a software que les ayude en su día a día, por lo que un modelo tradicional de pago por alumno y año no es aplicable. De esta manera podemos acceder a un segmento de mercado mayoritario y prácticamente desatendido.

¿En qué colegios estáis actualmente? ¿Cómo esperáis aumentar esa cifra?

Actualmente estamos formalizando las relaciones establecidas en fases anteriores, lo que hace que lleguemos a varias docenas de centros y unos 25.000 usuarios. A lo largo de 2017 tenemos previsto aumentar considerablemente estas cifras mediante diferentes vías de comercialización que ya están en marcha o que arrancaremos en breve.

¿Cómo reaccionan todos los agentes implicados a vuestra herramienta?

Imagínate que eres un director de escuela, y lo eres porque tú te has postulado para ese cargo para ayudar al centro educativo del que hasta hace poco eras profesor. Por tanto, eres un docente motivado y con ganas de hacer cosas nuevas.

Ahora imagínate que cuando quieres poner en marcha todas esas iniciativas y proyectos que tenías en mente te encuentras con que no tienes medios, recursos, ni apoyos para ello.

Finalmente, imagínate que vienen unos señores llamados Skoolpoint y te proponen utilizar un sistema tecnológico avanzado y sin coste que hace todo aquello que querías hacer y no podías. ¿Cómo crees que reaccionarías tú? 

¿Qué ventajas tiene para la relación profesor/padre?

Establecemos nuevos canales directos, oficiales y seguros de comunicación entre el centro educativo y las familias, de forma que de una manera cómoda, rápida y segura se pueda facilitar dicha comunicación y aumentar la implicación de las familias en la educación de sus hijos. Así, desterramos los grupos de whatsapp de las escuelas, donde, en muchos casos, se han convertido en focos de problemas que incluso han llegado a los juzgados, y de los que los docentes no quieren saber nada.

¿Y para los alumnos? ¿Cómo intervienen ellos en el proceso?

A los alumnos les proporcionamos un entorno tecnológico, que es algo con lo que prácticamente han nacido y crecido, y que están acostumbrados a utilizar en su día a día. En Skoolpoint, que es un espacio seguro, pueden, entre otras cosas, encontrar recursos de interés, gestionar su agenda, sus deberes, su relación con los profesores, la comunicación entre los propios alumnos e, incluso, disponen de una línea de ayuda en caso de que sufran o sean testigos de acoso escolar. No olvidemos que la edad de entrada de los dispositivos móviles en niños ya se sitúa en los 10 años.

¿Qué funciones tiene actualmente Skoolpoint?

Skoolpoint aporta múltiples funcionalidades para todos los actores de un centro educativo. Las funcionalidades básicas comprenden una agenda compartida, un sistema de noticias y novedades, un gestor documental, control de asistencia, comunicación por mensajería o chat en tiempo real y muchas más cosas. Cada día trabajamos para añadir nuevas opciones y mejoras gracias a las aportaciones de nuestros usuarios y de nuestro consejo asesor formado por quince docentes en activo.

¿Cuáles tenéis pensado introducir a medio plazo?

En Skoolpoint tenemos varias vías de desarrollo abiertas para ir añadiendo nuevas mejoras a medida que vamos detectando la necesidad o nos llega la petición de los usuarios. Específicamente, desde hace medio año venimos trabajando en un nuevo apartado que le va a dar dos vueltas de tuerca más a nuestra propuesta y del que muy pronto podremos hablar con más detalle.

¿En base a qué criterios vais actualizando el servicio?

Trabajamos con un sistema de actualizaciones continuas, es decir, no esperamos varios meses a aglutinar novedades para lanzarlas todas de golpe, sino que, a medida que disponemos de nuevas herramientas, las hacemos extensibles a los usuarios. Evaluamos los nuevos desarrollos en base a la visión estratégica de la compañía, las aportaciones de nuestro consejo asesor, nuestro advisory board y, sobre todo, el feedback de nuestros usuarios.

¿Por qué habéis comenzado por las escuelas públicas?

Porque se trata de un segmento de mercado mayoritario y prácticamente desatendido. El modelo tradicional en el sector se basa en un coste determinado por alumno y año, lo que hace que sea inasumible para el 99% de escuelas públicas. Nosotros, por el contrario, les presentamos un modelo Freemium que se adapta perfectamente a sus necesidades y a nosotros nos permite trabajar una parte del mercado prácticamente inexplorada.

Además de ellas, ¿quién es el público objetivo de Skoolpoint?

En Skoolpoint apuntamos a todo el sector educación y familia. Es un mercado amplísimo. En España hay 28.000 colegios y más de 8.000 academias de formación general, sin contar aquellas específicas de un sector.

Además, el 90% de las personas están de alguna manera relacionada con un centro educativo, por lo que las posibilidades son infinitas. Queremos trabajar no solo con los centros educativos, sino específicamente con las personas: docentes, alumnos y familias.

¿Cómo garantizáis la seguridad de los datos que tratáis teniendo en cuenta que son menores?

Un tercio de nuestros usuarios son, efectivamente, menores de edad. Y no solo eso, sino que contamos con datos de especial criticidad, como fichas médicas. Por ello, la seguridad ha sido desde el primer momento una obsesión para nosotros. Así, empleamos diferentes sistemas para garantizar que tanto el almacenamiento como la transmisión de la información se realizan de forma 100% segura. Además, tenemos contacto directo con INCIBE, que es la máxima autoridad en España en cuanto a ciberseguridad, y hemos contado con la asesoría de varios cuerpos de seguridad en relación a la funcionalidad de ayuda en casos de acoso escolar.

¿En qué se diferencia Skoolpoint de otras soluciones de comunicación entre los centros educativos y los padres?

Skoolpoint se adapta a cada tipo de usuario, cubriendo específicamente las necesidades que cada uno de ellos plantea. Hemos hablado con docentes, con alumnos y con familias y adaptamos la herramienta a cada grupo. Además, Skoolpoint está integrado en la estructura del centro educativo y con el resto de funcionalidades, por lo que toda la gestión de los grupos, permisos y cómo operan los usuarios viene preestablecido sin necesidad de más trabajo por parte de los colegios.

¿Por qué es necesario fomentar esta relación?

Aquí nos adentramos ya en el terreno de la educación y la familia propiamente. Es evidente que los alumnos, al ser menores de edad, deben contar con una supervisión por parte de un adulto. En la escuela, dicha supervisión queda a cargo de los docentes, mientras que fuera de la escuela está a cargo de sus padres. Dado que los alumnos pasan tantas horas en la escuela como fuera de ella, está claro que facilitar y garantizar una comunicación continua y fluida entre docentes y padres es absolutamente necesario.

¿Cómo ayuda Skoolpoint a prevenir el acoso escolar?

Aportamos una línea de ayuda para que todos aquellos alumnos que sean víctimas o testigos de casos de acoso puedan buscar información y asistencia para resolverlo. Esta línea está atendida por especialistas, es totalmente anónima y gratuita, y, además, la hacemos extensible a los docentes y las familias. Actualmente estamos trabajando para prevenir los casos de acoso, de forma que – ojalá – esta herramienta de ayuda acabe quedando obsoleta.

¿En qué otras ciudades o regiones queréis implantaros? ¿Cómo vais a realizar ese proceso?

Nuestro mercado objetivo inicial es España, por una cuestión de lógica, logística y organización. Sin embargo, ya contamos con un importante partner en LATAM con el que estamos estudiando las posibilidades de expansión hacia ese territorio, e igualmente tenemos bajo lupa varios países europeos en los que hemos detectado necesidades similares a las de aquí.

¿En qué medida habéis recibido el apoyo de instituciones públicas? ¿Qué hace falta por parte de las mismas en materia de impulso a iniciativas tecnológicas en la educación?

Actualmente contamos con el apoyo del Instituto Catalán de Finanzas y de ENISA, a través de su línea de jóvenes emprendedores. Es una satisfacción contar con ello, ya que supone una validación objetiva de nuestra propuesta. Aún así, sí es cierto que echamos en falta iniciativas enfocadas especialmente al sector educativo. Según London&Partners, el sector EduTech triplicará en tres años su volumen de negocio, y RedPoint Ventures, firma de capital riesgo que gestiona más de 4.000 millones de dólares, considera EduTech uno de los cuatro sectores más prometedores del momento.

¿Y en materia de emprendimiento?

Hasta el momento hemos contado con el apoyo, en forma de incubadora, de Startup Catalonia. Posteriormente, contamos con la confianza de la aceleradora Conector, de donde además de todo lo que nos proporcionó “nos hemos traído” a nuestro advisory board a auténticos titanes como Carlos Blanco (Nuclio), Javier Darriba (UserZoom) y Santiago Sánchez (The etailers). Hemos contado también con la colaboración puntual de Xavi Verdaguer y Marc Vidal, con quienes seguimos manteniendo la relación, así como de Jorge Blasco (Groupalia, Offerum & Bellahora) y Javier Martín (Loogic) quienes nos han ayudado en múltiples ocasiones.

¿Qué objetivos tenéis a medio plazo?

Nuestras tres misiones principales son: crecimiento en número de centros educativos y usuarios, crecimiento en funcionalidades de la plataforma, y rentabilidad.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.