• Directorio de empresas
Tecnologicos|Entrevista a los responsables de Adara Ventures
“Las soluciones Deep Tech son el motor de la revolución tecnología”
  • En su opinión, el nivel de emprendimiento español y europeo ha mejorado mucho en los últimos años
  • Su siguiente reto es continuar realizando retornos interesantes para sus inversores
12/02/2018 |  Indra Kishinchand

Adara Ventures es un fondo de Venture Capital early-stage con más de 100 millones € bajo gestión especializado en empresas de Deep Tech de la costa oeste de Europa (España, Portugal, Francia, Reino Unido, e Irlanda) enfocado en áreas como ciber seguridad, big data, AI, AdTech, SaaS, y otras soluciones facilitando la transformación digital de la empresa.

El fondo invierte exclusivamente en startups tecnológicas con modelos B2B en fases semilla y series A. "Solemos invertir en equipos muy potentes a nivel tecnológico, ingenieros quienes desarrollan productos tecnológicos muy competitivos a nivel internacional, dirigiéndose a un mercado global", aseguran desde Adara.

Desde su nacimiento han tenido varios exits, entre los que destaca LoopUp, software innovador para teleconferencias que salió en bolsa en el Reino Unido el año pasado en el mercado alternativo del London Stock Exchange (LSE). Para Adara, "ha sido una experiencia muy única el tener una empresa en cartera que salió en bolsa y exige muchísima preparación durante los años previos de la salida. Ahora también exige mucho de parte de la empresa para mantener su tasa de crecimiento y ser muy precisos en su planificación dado que el mercado público no perdona retrasos ni imprevistos en el cumplimiento del plan de negocio".

Otra de las compañías que sobresale es ADD una empresa de semiconductores de Zaragoza que se vendieron a Atmel, una gran empresa de telecomunicaciones de Silicon Valley. "La salida de ADD, tanto como la de EyeSquad y Elastix, refleja nuestra tesis de inversión de invertir en tecnología española y europea muy competitiva que probablemente tendrá su salida en Silicon Valley o EEUU", concluyen.

Adara Ventures es un fondo especializado en deep tech, ¿por qué decidisteis apostar por este sector? ¿Y por qué B2B?

Nos especializamos en áreas de Deep Tech, sobre todo en los segmentos de Ciber y Data, porque creemos que estos verticales tienen las oportunidades de mercado más importantes y pueden generar retornos más grandes. También creemos que Deep Tech es un área en que podemos competir con otros fondos europeos dado que tenemos casi 15 años de experiencia invirtiendo en este sector. La mayor parte del equipo de Adara Ventures somos ingenieros y nos apasiona la tecnología compleja que exige una capacidad de alta ingeniera para resolver problemas y crear eficiencias. Nos gusta invertir en este tipo de tecnología porque la entendemos y nos identificamos con emprendedores y equipos que tienen ese perfil. Nos especializamos en B2B porque allí es donde están los clientes para este tipo de soluciones. Se pueden desarrollar soluciones Deep Tech para B2C pero normalmente las aplicaciones comerciales para este tipo de producto están dentro de las empresas. También nos gusta B2B porque se puede definir un segmento de cliente con un perfil muy concreto que tiene el presupuesto para comprar soluciones tecnológicas. Los ciclos de venta pueden ser largos con clientes de perfil corporativo, pero también pueden ser contratos de alto valor y duraderos. Dicho esto, cada vez estamos viendo más modelos de SaaS interesantes que permiten servir a un cliente B2B de una manera más ágil y a una escala muy interesante.

Algunos expertos aseguran que este tipo de inversión aún supone un riesgo mayor que las de otro tipo, ¿estáis de acuerdo? ¿Cómo creéis que evolucionará esta tecnología?

Sí tiene mayor riesgo tecnológico que otras empresas de internet como las de ecommerce, marketplaces, y aplicaciones para el consumidor, porque están intentando desarrollar algo muy complejo, incluso nuevo, que quizás no tiene tantas precedencias. Pero si funciona, y el equipo es capaz de desarrollar el producto, a veces tiene menor riesgo de mercado, con la adaptación del producto por parte de un número pequeño pero relevante de clientes, la empresa puede llegar a encontrar su product/market fit. En soluciones B2C, por ejemplo, a veces exigen una adopción muy amplia de miles o millones de personas para que el modelo o el producto funcione y esto también tiene su riesgo. En nuestra opinión soluciones Deep Tech son cada vez más impactantes y son el motor de la revolución tecnológica actual liderando tendencias como la transformación digital, el IoT Industrial, y la automatización.

¿Qué ventajas tiene haberos focalizado en las fases tempranas de las empresas?

La idea de invertir en las fases tempranas es para entrar “barato” y salir “caro”. Es decir, entramos a una valoración de empresa bastante baja, cuando todavía hay mucho riesgo y salir más tarde cuando la empresa está consolidada y vender más caro a un comprador. Esta estratégia la llevamos aún más allá buscando empresas españolas y europeas que tienen una valoración más baja, dado que operan en mercados que son más económicos, con la capacidad de competir en mercados internacionales, como los de EEUU, donde se suele encontrar una salida a valoraciones más altas. Hay una oportunidad de crear una ventaja competitiva para fondos que invierten en Europa y desinvierten en EEUU dado las diferencias en las valoraciones y las eficiencias disponibles en estos mercados.

Actualmente vuestro ámbito de actuación es la costa oeste de Europa, ¿tenéis intención de ampliarlo? ¿Por qué?

Siempre hemos tenido una perspectiva europea, tenemos dos participadas, desde hace ya más de 10 años, en el Reino Unido, aunque la mayoría de nuestra cartera nació en España. Ahora estamos ampliando nuestro foco para ser más activos en Francia, Reino Unido, Irlanda y Portugal porque vemos un aumento en las oportunidades Deep Tech en estas geografías y creemos que podemos competir con otros fondos teniendo casi 15 años de experiencia invirtiendo en Deep Tech. Hay pocos fondos europeos especializados en el segmento Deep Tech y tenemos algunas sinergias naturales con estos países dado el perfil internacional de nuestro equipo y la red de 36 VC co-inversores que tenemos.

Vuestras startups invertidas tienen ventajas competitivas para introducirse en mercados internacionales, ¿cómo les ayudáis en esa fase?

Sí, normalmente nuestras participadas tienen una ventaja tecnológica que les permite competir en mercados internacionales. Algunas empiezan en España con un cliente de referencia reconocido como BBVA en el caso de Stratio y la CNI en el caso de 4iQ que les facilita vender a clientes internacionales con un perfil parecido. Otras nacen con un ADN muy internacional como es el caso de Kompyte, una joven empresa de Barcelona que tiene la gran mayoría de sus clientes en EEUU. Nosotros apoyamos a nuestra invertidas en el momento de decidir cuándo, dónde, y cómo internacionalizarse. Dado que más de la mitad de nuestra cartera tiene operaciones o actividad en EEUU les podemos ayudar a decidir cuándo y cómo llegar allí.

¿Qué importancia tiene que las empresas estén diseñadas para mercados globlales?

Todas las empresas de nuestra cartera nacen con el objetivo de operar en mercados globales así que lo tienen a la vista desde el primer día. Esto influye mucho en cómo se desarrolla la empresa porque hay que pensar a lo grande y establecer una base escalable y competitiva a nivel estratégico y operativo.

Habéis invertido en 25 empresas y salido de 10, ¿cómo esperáis evolucionar en este sentido?

En los próximos años esperemos invertir en unas 12/14 empresas mas y eventualmente salir de todas. Como todos los fondos, algunas salidas tendrán más retorno que otras y de algunas saldremos con pérdidas. A nivel de cartera hay que salir con un múltiplo de retorno alto para satisfacer a nuestros inversores. Los retornos en VC se consiguen a largo plazo gestionando el capital invertido y manejando como se divide entre la cartera. No se trata solo de seleccionar los mejores proyectos en que invertir sino también de decidir en cuales se continúa apoyando y en cuales dejar de invertir. Con cada fondo que gestionamos buscamos un retorno mínimo de un múltiplo por 3 suponiendo que la mitad de la cartera va a fracasar.

¿Cómo es el proceso de selección de startups en las que invertís? ¿Os llegan proyectos, los buscáis...?

La gran mayoría de las empresas se acerca directamente y proceden de varias fuentes. Vienen recomendados por algún conocido; un co-inversor, una de nuestras invertidas, un conocido dentro del ecosistema. Nos contacten directamente a puerta fría, o las descubrimos en conferencias y eventos.

Una vez que tenemos un proyecto en el radar hacemos un primero filtro muy rápido para ver si es una oportunidad B2B, Deep Tech y de las geografías que nos interesan. Los que pasan el primer filtro los revisamos todo el equipo juntos y si hay algo que nos parece interesante cerramos una llamada o reunión para conocer el proyecto en más detalle. Si nos encaja, entonces empezamos el proceso de análisis. Durante el proceso de análisis queremos conocer más a fondo el equipo, el mercado en que operan, el producto y su futuro evolución, la estratégia comercial y financiera, la estructura de la empresa, la fase de desarrollo de la empresa, la transacción para su valoración y condiciones, el encaje de la operación con nuestra cartera, como se compara con otras oportunidades que estamos evaluando.

¿Qué criterios son para vosotros fundamentales en relación al equipo?

Los equipos en que invertimos varían mucho. Normalmente no son 100% completos, siempre falta alguna experiencia dado que invertimos en fases tempranas. En general buscamos perfiles complementarios, por ejemplo combinan un gran conocimiento tecnológico con una profunda experiencia sectorial, preferiblemente con experiencia en emprender. Estamos buscando equipos que tienen la credibilidad y la capacidad de vender a grandes clientes, convencer a fondos internacionales de invertir, atraer y captar talento tanto tecnológico como ejecutivo. Estos son los retos que van a tener que conseguir si van a triunfar.

¿Sois un fondo que apuesta por realizar únicamente una inversión económica o mentorizáis en cierta medida a las startups? ¿Por qué apostáis por un modelo u otro?

Cada fondo tiene la obligación de gestionar el capital que invierte así que muy pocos fondos van a invertir sin tener algún contacto con la empresa invertida. Si el equipo fundador no ve como nosotros podemos apoyarles y ayudarles en el desarrollo de la empresa, no tiene sentido que busque nuestro capital, lo podría buscar de otros. Nosotros siempre esperamos poder ayudar a la empresa a nivel estratégico, no a nivel operativo. Ofrecemos apoyo a nuestra invertidas en 3 áreas;

  • Tomar decisiones estratégicas – apoyar en momentos críticos de importancia estratégica para la empresa por ejemplo resolver discusiones entre el equipo fundador, contratar o despedir altos cargos, entrar en nuevos mercados, negociación de una compra/venta.

  • Captación de fondos – definición de la estratégia financiera, entender los retos y métricas que hay que cumplir para la búsqueda de financiación, identificación de fondos, presentación a fondos.

  • Gobernanza de la sociedad – estructura de la empresa, contratos, IP, procesos, temas jurídicos.

¿Qué cambios regulatorios hariáis en España con respecto a los fondos de inversión?

Somos un fondo con sede en Luxemburgo así que nos fijamos en la regulación europea más que la española. A nivel europea captar fondos para fondos con menos de €500 millones bajo gestión, como son la mayoría de los VCs, es bastante complicado porque no se puede anunciar abiertamente como un potencial activo para un inversor. Los inversores tienen que acercarse a nosotros, no podemos ir a puerta fría a por ellos, es contradictorio y poco eficaz y nos encantaría ver un modelo operativo más eficiente. Además, en Europa hay menos cultura de invertir en VC que en EEUU por ejemplo, así que los family office, los fondos institucionales, y los fondos de pensiones no invierten tanto en VC como sus equivalentes americanos. Estaría bien ver inversores institucionales y privados aumentar sus participaciones en VC.

Y cambios estructurales, de mentalidad... ¿cuáles son necesarios?

El nivel de emprendimiento español y europeo ha mejorado mucho en los últimos años, cada vez nos llega más volumen y mejor calidad de proyecto. La madurez del emprendedor europeo es evidente y se nota que tiene más experiencia en emprender, y captar fondos, ampliar equipos y vender a clientes internacionales. La mentalidad del emprendedor español y europea es más ambicioso y más internacional.

Nosotros nos enfocamos en empresas que podrían tener una salida en EEUU porque allí hay muchísima más actividad en el sector tecnológico para salir a bolsa o ser adquirida. Genera más liquidez al mercado, una parte clave de un ecosistema sostenible. Sería muy interesante ver a gran escala más salidas a bolsa o por adquisición en Europa y España.

Ahora que sois un fondo consolidado, ¿cuáles son vuestros siguientes objetivos?

Aunque llevábamos años invirtiendo todavía somos un fondo muy pequeño a nivel europeo. Nuestro siguiente reto es continuar realizando retornos interesantes para nuestros inversores y aumentar los fondos que tenemos bajo gestión ampliando nuestra actividad en mercados europeos.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Conecta con ellos a través de LinkedIn

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.