• Directorio de empresas
Sociales|Entrevista a Miquel Mascort, wongowin
"Combinar la mayor conciencia social con el potencial de las nuevas tecnologías es un diamante en bruto"
  • El proyecto ha contado con el apoyo de la Fundación Ship2B y de Aguas de Barcelona
15/05/2017 |  Indra Kishinchand

En wongowin se definen como un equipo joven, dinámico, ambicioso, proactivo y optimista. "Creemos que todos podemos hacer algo para mejorar el mundo; así que trabajamos día a día para poner al alcance de nuestros usuarios la posibilidad de ayudar sin dinero. Para hacerlo, hemos aprovechado el auge de las plataformas de compraventa de segunda mano para añadirle una vertiente social", asgeuran sus responsables. Miquel Mascort es, precisamente, el fundador de este proyecto en el que el vendedor se deshace de un objeto de segunda mano que ya no utiliza, el comprador encuentra gangas solidarias, y las ONGs reciben financiamiento gracias al % que dona el vendedor. "Nuestra filosofía "win-win-win" hace que todos los agentes implicados salgan ganando", asegura Miquel.

El equipo de wogowin es multidisciplinar. Está integrado por siete personas especializadas en business developement, operaciones, tech, comunicación, diseño e imapcto social respectivamente. Según el fundador de la iniciatia, lo más difícil "encontrar al mejor profesional en cada uno de los ámbitos esenciales para hacer crecer la iniciativa desde dentro y que todos tengan perfiles complementarios".

El proyecto nació en 2014 bajo el nombre de Toys2Help. En aquel entonces consistía en intercambiar juguetes a través de una página web. Con el tiempo, evolucionó hacia wongowin; que es un wallapop social app móvil de compraventa de segunda mano con fines sociales en la que tienen cabida todo tipo de artículos.

"Inicialmente queríamos emprender un proyecto social, y vimos que existía un problema grave a la hora de financiar causas sociales: todas las iniciativas para financiar causas sociales son monetarias, cuando gran parte de la población no tiene dinero, llega muy justa a final de mes. Según la Comisión Europea el 93% de la población española quiere ayudar a causas sociales pero sólo un 20% realiza alguna donación al año en España", cuenta Miquel. "Así pues, se nos ocurrió que todos tenemos en casa cosas que ya no utilizamos, que tienen valor y que se pueden vender y donar el dinero a causas sociales", concluye.      

¿Por qué decidisteis crear un proyecto que se enmarcara en la innovación social?

Vimos que el mundo necesita mejorar en muchos aspectos y que todos y cada uno de nosotros podemos aportar un pequeño grano de arena. Aprovechar el potencial de las TIC y el creciente interés en la innovación social por parte de empresas, gobiernos y sociedad en general, hace del panorama actual un escenario inmejorable para crear wongowin.

¿Cuál creéis que es la importancia y el futuro de esta corriente?

Creemos que es una corriente con un gran potencial por explotar. Cada vez son más las entidades y personas que atribuyen un gran valor a la economía colaborativa y social, entre ellos, los millenials, que se manifiestan claramente a favor de las empresas más comprometidas socialmente. Además, en los últimos años se ha demostrado que el avance tecnológico es una oleada imparable que ocupa cada vez más ámbitos de nuestro día a día. Así pues, combinar la mayor conciencia social con el inmenso potencial de las nuevas tecnologías es un diamante en bruto que hay que pulir.

¿Cómo ha sido acogido el proyecto entre los usuarios? ¿Con cuántos contáis hasta ahora?

La acogida ha sido fenomenal. Desde que lanzamos la app a finales del año 2016, hemos ido incrementando los usuarios hasta llegar a los más de 20.000 usuarios registrados con los que contamos en la actualidad; unos procedentes del mundo de la segunda mano, y otros que han entrado a formar parte de wongowin por la vertiente social del proyecto. Unir a ambos hace que el potencial sea aún mayor.

¿Con qué causas sociales suelen identificarse más a la hora de realizar las donaciones?

Las causas que están relacionadas con la infancia, la educación y la sanidad son las que nuestros usuarios escogen más.

¿Qué ventajas tiene este método con respecto a las donación mensual tradicional?

En los tiempos que corren, no todo el mundo puede o quiere donar una cantidad fija mensualmente. Pero sí pueden buscar en casa algo que ya no utilicen y venderlo, y donar lo que quieran a ONGs. Wongowin permite hacer aportaciones de forma fácil, esporádica, cómoda, y económica. No existe una obligación, sino que el usuario puede donar solo cuando le venga bien hacerlo. Además, puede elegir la cantidad a donar y, de dicha cifra, se desgrava un 75% gracias a la nueva ley de mecenazgo.

¿De qué modo puede una ONG formar parte de vuestra plataforma? ¿En qué os fijáis para darla o no de alta?

Las ONGs que quieran formar parte de wongowin lo primero que tienen que hacer es ponerse en contacto con nosotros a través de la web . Luego nosotros evaluamos la organización, la eficiencia en la acción social, y la causa que desean financiar. Creemos que deben formar parte de wongowin aquellas organizaciones sociales que permitan que la acción social derivada de la solidaridad de nuestros usuarios tenga el mayor impacto social posible.

¿Qué relación se establece entre los usuarios y estas organizaciones?

Los usuarios pueden estar al tanto en todo momento de las mejoras en la financiación de los proyectos. Accediendo a "causas sociales" desde la App de wongowin pueden ver cómo ha aumentado el porcentaje de financiación en cada una de ellas. Además, a través de nuestra Magazine y RRSS informamos sobre las actividades que llevan a cabo dichas ONGs, motivando a los usuarios a formar parte de ellas. Para un comprador o vendedor de wongowin, saber que un proyecto social se está financiando gracias a sus aportaciones ya es gratificante. De cara al futuro, estamos valorando la posibilidad de realización de acciones de voluntariado para aquellos de nuestros usuarios que así lo deseen, en colaboración con las ONGs.

¿Cuál es la repercusión real de esta actividad en las ONGs, no solo a nivel económico?

Adicionalmente al tema económico, las ONGs tienen acceso a través de wongowin a una comunidad muy amplia de usuarios responsables, que quieren realizar acciones que mejoren el mundo actual. Este aspecto es uno de los que las ONGs más valoran.

Además de los tres actores que vosotros identificáis, ¿cómo ganáis vosotros? ¿Cuál es el modelo de negocio?

Wongowin tiene las mismas vías de ingresos que tienen los otros players del sector de segunda mano (publicidad básicamente), pero adicionalmente tiene otras vías de ingresos presentes o futuras, tales como una pequeña comisión por co-marketing y fundraising a ONGs o la utilización de business intelligence y big data.

Además de ser un ejemplo de emprendimiento social, también estáis vinculados con la economía colaborativa, ¿cómo se complementan ambos sectores? ¿Por qué entendisteis que la economía colaborativa era una vía adecuada para vuestra iniciativa?

Creemos que, en nuestro caso, está del todo relacionado. Somos una gran comunidad de usuarios responsables a nivel social y medioambiental que hacemos pequeñas aportaciones que, unidas, pueden generar un gran impacto. Un vendedor donando 3€ no cambia el mundo, pero dos millones de usuarios donando 3€... En esto se basa wongowin. Vimos que la responsabilidad social no puede cargarse sobre las espaldas de unos pocos, sino que recae sobre todos, y que con todos unidos y haciendo fuera el cambio social puede ser exponencial.

¿Qué recomendaciones le daríais a un emprendedor que está empezando su proyecto social?

Conocer el contexto y el público es esencial. La clave está en satisfacer una necesidad y hacerlo de la mejor forma posible; tal como lo desea el consumidor. El entorno social tiene dos características claves: la primera es que, aunque nunca se puede generalizar, el altruismo suele relacionarse con lo tradicional, la pequeña escala… pero los emprendedores deben entender que la solidaridad y escalabilidad es compatible y apostar por ello; la segunda característica es que el mundo social está lleno de gente con buenos valores, aspecto que se puede y se debe potenciar. La honestidad y la transparencia son claves para ganarse un sitio en dicho contexto.

Y a niveles de inversión, ¿qué características especiales tienen este tipo de empresas? ¿Qué hay que tener en cuenta?

No son muy distintas de las empresas tradicionales. Son empresas que quieren crear valor para el accionista y para la sociedad en general. Su actividad económica está directamente ligada a su actividad social, y al revés. En nuestro caso, cuantas más transacciones realicen nuestros usuarios, mayores ingresos tenemos nosotros, más dinero tienen las ONGs para financiar causas sociales y más personas en riesgo de exclusión social pueden recibir ayuda.

A día de hoy, ¿qué mejoras esperáis introducir en vuestra app a nivel tecnológico y social?

Unas de las mejoras en las que estamos trabajando tienen relación con el interés de aumentar el "sentimiento de comunidad" de nuestros usuarios. Queremos que los usuarios tengan un perfil público en el que expongan sus prioridades sociales, sus inquietudes, sus participaciones en proyectos sin ánimo de lucro... Creemos que dinamizar las conexiones entre usuarios podría generar un sentimiento de pertenencia que derivaría en un mayor impacto social. A nivel tecnológico también estamos trabajando en la mejora de la liquidez de la plataforma, y en aspectos fundamentales cuando empiezas a tener una comunidad muy grande como son la optimización de los tiempos de carga, capacidad, … Hay muchas más mejoras previstas en lo que queda de año, que os aseguro que no os van a dejar indiferentes. Wongowin va a sorprender.

¿Qué ha supuesto para vosotros contar con el apoyo de entidades como Ship2B?

No solo nos ha apoyado la Fundación Ship2B, sino también Aguas de Barcelona a través de un programa de apoyo a iniciativas sociales con Incubio como es Sity. Ambos apoyos han sido fundamentales. El apoyo de la Fundación Ship2B ha fortalecido el proyecto en áreas tan importantes como la gestión, organización, dirección comercial, financiación e impacto social. En el caso de Aguas de Barcelona, el hecho de colaborar con Incubio nos ha proporcionado un avance tecnológico absolutamente necesario para poder evolucionar el proyecto, hacia lo que queremos y deseamos para el futuro, que wongowin sea en la próxima década la iniciativa líder global de impacto social.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles Twitter

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.