• Directorio de empresas
Más...|Mercado Alternativo Bursátil
El MAB (Mercado Alternativo Bursátil) será un gran mercado para los emprendedores
  • Un buen MAB, Mercado Alternativo Bursátil, debería ofrecer como mínimo dos cosas: financiación y visibilidad.
02/03/2015 |  

El Mercado Alternativo Bursátil, MAB, es un mercado orientado a facilitar a las pequeñas y medianas empresas un acceso sencillo y eficiente al mercado de valores.

Es una plataforma diseñada para que las compañías con proyectos de expansión puedan beneficiarse de las ventajas del mercado: financiación, visibilidad, liquidez y valoración entre otros aspectos. 

Un buen MAB, lamado coloquialmente 'bolsa de las pymes', en su concepción amplia se divide a día de hoy en varios segmentos:

 

MAB EE (Empresas en Expansión)

SOCIMIs (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria)

SICAVs (Sociedades de Inversión de Capital Variable)

ECR (Entidades de Capital Riesgo)

SIL (Sociedades de Inversión Libre)

Pero el segmento más mediático y que más noticias ha dado sin duda que ha sido el de Empresas en Expansión (EE). No fue hasta 2009 hasta que una empresa se decidió por dar el salto a este segmento. Fue Zinkia, productora del conocido dibujo Pocoyó, la que el 15 de julio de 2009 debutó en el MAB inaugurando el segmento de Empresas en Expansión en el MAB.

El MAB, en la parte de Empresas en Expansión, será un gran mercado si nos lo creemos, si lo apoyamos y si entendemos los beneficios que puede aportar al conjunto de la economía en España. Necesitamos un MAB que crezca bajo un entorno propicio para las empresas y para los inversores. El perfil de la empresa que da o quiere dar el salto al MAB es un perfil muy especial cuya inversión en dicha compañía entraña mucho riesgo pero que a su vez debería dar la oportunidad a los inversores de poder encontrar grandes oportunidades de inversión.

Además deberíamos estar acostumbrados a que caigan empresas en este mercado al igual que ocurre con las empresas no cotizadas y las startups. ¿Pero es un fracaso del MAB que una de sus empresas cotizadas caiga por ejemplo a los tres años de debutar en este mercado? De primeras podría parecerlo pero por otro lado si se ha ayudado esa empresa a mantener unos puestos de trabajo gracias al dinero aportado por unos inversores durante tres años, algo positivo ya se ha conseguido para la economía española aunque sea de manera temporal. Lo suyo es crear y apoyar empresas para que crezcan, aumenten sus puestos de trabajo, ganen más dinero y perduren muchos años. Pero la realidad nos hace ver que lo normal es que un porcentaje muy elevado de las nuevas empresas que se crean, al cabo de cinco años ya no existan. Esto lo conocemos y el MAB no es ajeno a ello.

EL MAB, UNA SALIDA PARA STARTUPS

Con esto de fondo, casi afirmaría que en el MAB, como en cualquier mercado alternativo, el que invierta en él debe conocer que lo normal es que haya muchos más fracasos que éxitos pero que en términos generales, los éxitos y el potenciar un mercado como el MAB van a compensar con creces los fracasos en muchos niveles tanto económicos como sociales. Por ejemplo, en el AIM, que es el MAB inglés (UK), los inversores han puesto en 2014 cerca de 8.000 millones de euros en las ampliaciones de capital de las pymes cotizadas en dicho mercado cuando desde 2007 hasta 2014 han caído de este unas 1.000 compañías (la mayor parte de ellas liquidadas por la crisis u otros motivos). En España por ejemplo el dinero captado en ampliaciones de capital en 2014 fue de 120 millones de euros. No es cuestión de compararnos con el AIM, es cuestión de ver el potencial que un buen mercado inyectando mucho capital a sus empresas puede generar a la hora de ver las cifras de empleo creado, las cifras de ingresos para la Hacienda Pública por diversos conceptos, etc. Los cientos de empresas que han podido liquidarse en el AIM en los últimos años, los escándalos que ha tenido este mercado, las inversiones fallidas, etc, no han hecho que los inversores en UK haya salido corriendo de este mercado. Al revés, desde finales de 2007, 2014 ha sido el año en el que más dinero han captado en ampliaciones de capital las empresas que han decidida dar el salto y debutar en el AIM, siendo el segundo año después del 2010 en términos de dinero de captado en ampliaciones de capital contando las nuevas empresas y las que ya estaban cotizando en el mercado.

Por lo tanto, ¿qué puede hacer un país en el que se inyectan 8.000 millones de euros de capital (fondos propios) a un buen número de pymes? Pues mucho y muchas de ellas sin duda que conseguirán liderar sus mercados gracias a la inyección de capital que le ha proporcionado ser una empresa cotizada. Este punto, el de la financiación es además de especial relevancia en España. Todo el mundo habla de cierre del grifo de las entidades financieras, de que tenemos que reducir nuestra dependencia de los bancos y que debemos potenciar nuevas alternativas de financiación. Pues el MAB es una vía que creo que sin duda hay que potenciar en este sentido.

TIPOS DE COMPAÑÍAS DEL MAB

En el MAB hoy podemos encontrar varios tipos de compañías. Desde una empresa de venta de juguetes, Imaginarium, a una empresa de biotecnología como podría ser Bionaturis o una empresa tecnológica como FacePhi especializada en el desarrollo de software de biometría por reconocimiento facial (empresa en la que trabajo yo). Por desgracia, el MAB hoy no tiene la mejor imagen que pienso que debería tener. Escándalos como el de Gowex ha hecho mucho daño y ha provocado un sentimiento negativo hacia todo el MAB en muchas personas.

El MAB es cierto que tiene que mejorar en su conjunto. Es decir, que todos los integrantes del MAB, el regulador, las empresas, los Asesores Registrados, los inversores, etc, todos deben poner su granito de arena para poder tener un gran mercado alternativo en España. La responsabilidad de cada integrante la divido en dos. Una responsabilidad hacia terceros y una responsabilidad hacia uno mismo. La responsabilidad hacia terceros es la que debe velar por los intereses de terceras personas o empresas que se vean afectadas por la toma de las decisiones que uno tome. La responsabilidad hacia uno mismo es la que debe centrar nuestra actuación a la hora de valorar nuestros aciertos o errores, ser objetivo e intentar no tirar balones fuera cuando las cosas no salen como uno piensa. En este último caso me estoy refiriendo a la autocrítica y a la asunción de responsabilidades sobre nuestros actos o decisiones.

Por ir terminando, creo que es positivo conocer qué es el MAB y qué nos puede aportar. Las empresas deberán analizar los pros y contras de ser una empresa cotizada en el MAB pero creo que en términos generales, hay mucho que ganar. A los inversores también se les abrirán muchas oportunidades de inversión pero tienen que ser muy conscientes de los riesgos que asumen en este tipo de inversiones. Lo que siempre tiene que tener claro es quien se fije en el MAB como inversión es que el riesgo que corre es muy elevado y como digo tendrá que asumir que algunas empresas de este mercado caerán a pesar de ser buenas compañías y a pesar de tener proyectos sólidos. Con esto de fondo el inversor tendrá que asumir que en ocasiones podrá perder todo en alguna de sus inversiones ya que la compañía no habrá podido salir adelante y se verá abocada a la liquidación. Siempre hablo de casos normales en lo que a liquidación de empresas se refiere. Los engaños, fraudes, etc, al igual que pasa en el Mercado Continuo o con las empresas del IBEX 35 tendrán que solucionarse a través de la justicia. Pero si analizamos qué resultado podemos tener cuando inviertes en una empresa que consigue crecer y sacar adelante un proyecto de expansión, nos damos cuenta que podemos equivocarnos con otras inversiones e incluso perderlo todo en alguna de ellas y el resultado final será positivo. No digo que sea fácil ganar dinero en este tipo de inversiones de manera global, pero sí que creo que primero hay que entenderlo y luego darle cabida en las carteras de inversión de la gente en la medida que crean oportuna. Cualquiera al final y como es obvio podrá decidir no tener nada o decidir tener un % más o menos relevante de tu cartera invertida en el MAB. Lo que todos debemos saber a la hora de invertir es dónde invertimos y a qué nos exponemos. Otra de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de invertir en el MAB es que es un mercado en el que la volatilidad es mucho más elevada a la normal, que muchas veces las cotizaciones suben y bajan bastante en pocos días y que otras veces no se mueven nada porque apenas hay negociación, etc. Noes un mercado con mucha liquidez si lo comparamos con el IBEX 35 pero tendrá muchísima más que las inversiones en empresas no cotizadas.

EL MAB Y LOS EMPRENDEDORES

El MAB es un mercado que como digo hay que entender pero que creo que por lo menos deberíamos conocer los que nos gusta invertir en bolsa o en startups. Termino diciendo que si por algo defiendo hoy el MAB con todo lo que ha ocurrido en términos negativos y con todo lo que hay que mejorar, es porque creo que hoy es cuando realmente hay que defender un mercado como éste si creemos que realmente va a servir para algo. Cuando las cosas vayan bien y cuando todo funcione mucho mejor que hoy, la defensa de este mercado ya no será tan necesaria. Es decir, cuando todos vean los beneficios en global que puede dar un buen MAB, es el momento en el que el MAB como concepto ya se defiende sólo.

Siempre digo que esta defensa no va reñida con la autocrítica, con la honestidad a la hora de reconocer errores y con la necesidad de ser constructivos para mejorar. En definitiva, lo difícil es defender hoy el MAB. Defender las cosas cuando van mal es lo complicado. Defenderlas cuando van bien y los resultados acompañan, ya no es tan necesario.

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.