• Directorio de empresas
Más...|E-commerce
Un e-commerce seguro vía venta de branding legal
  • Son múltiples y variadas las recomendaciones que a nivel estratégico y empresarial deben ser tenidas en cuenta para que una Startup tenga éxito.
07/04/2015 |  Ramón Mesonero-Romanos

Llegados a este punto, no es necesario mencionar que internet es nuestra mejor tarjeta de presentación. Es una nueva forma ágil, práctica, sencilla y cómoda de ofrecer todo nuestro catálogo de productos y servicios a un público potencial 'indeterminado', sin fronteras ni de espacio ni de tiempo.

Crecer, consolidarse y expandir nuestro modelo de negocio a través de la Red puede ser sencillo y rápido con un óptimo/acelerado retorno de la inversión, o por el contrario un camino de espigas que pueda acabar en 'fracaso empresarial'. La elección es nuestra, y dependiendo de la configuración adoptada, el resultado será distinto, atendiendo a la naturaleza de las estrategias implementadas.

Son múltiples y variadas las recomendaciones que a nivel estratégico y empresarial deben ser tenidas en cuenta para que una Startup tenga éxito y se consiga diferenciar de la amplia oferta existente en el mercado de internet.

Internet ha dejado de ser una opción para convertirse en un factor clave de desarrollo para cualquier empresa, y en concreto para las Startups, pues todos se construye en torno a este nuevo medio (la identidad digital, la reputación  virtual, la imagen de mi negocio y la viabilidad empresarial). En definitiva, el consumidor digital está más y mejor informado, lo que implica que tiene mejor capacidad de compra por la multiplicidad de canales existentes con mayores alternativas y oportunidades lo que genera una mayor rivalidad. Y es aquí donde entran en juego los factores clave que permitan a nuestra Startup diferenciarse de la competencia o morir, dado que “internet no es la gallina de los huevos de oro”.

La adecuación legal, es sin duda alguna, la llave maestra de la confianza y seguridad en internet, no solo porque nos eximirá de potenciales derivaciones de responsabilidad sino porque ayudará a convertir el miedo e inseguridad del usuario en un consumidor fidelizado y con ello incrementar nuestra cuenta de resultados.  Puedes consultar esta y otras dudas en Ceca Magán.

Toca centrarnos en los aspectos legales más relevantes que debe tener un e-commerce para prestar diligentemente su servicio en internet:

1. Condiciones generales de uso (CGU) (Regulan el uso y funcionamiento del web site respecto a las obligaciones que marca la ley en relación a la publicidad, uso y funcionalidades):

- Deber de Información general de la empresa con datos de inscripción y denominación social.

- Una aceptación tácita a las condiciones de uso y acceso y utilización del web site.

- Mención expresa a los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial:

                  a. Intelectual: Mención sobre los derechos de autor existentes en la protección del diseño, software, textos, fotografías, dibujos, etc., incluidos en el e-commerce.

                  b.  Industrial: Mención a los mecanismos de protección de la marca de la Startup y las patentes o modelos de utilidad sobre la que se base.

                  c.  Dominio: Titularidad del mismo.

- Responsabilidad por contenidos y enlaces.

- Deber de vigilancia y retención de datos.

- Exclusión de las garantías y responsabilidades por uso y funcionamiento del e-commerce.

- Política de cookies y comunicaciones no solicitadas.

- Jurisdicción aplicable.

2. Condiciones generales de contratación (CGC): Regulan el sistema y funcionamiento de las Plataformas de Comercio Electrónico, es decir aquellas en las que se efectúa una contratación de productos y/o servicios a distancia:

- Políticas de acceso.

- Proceso de contratación.

- Medios de pago y facturación.

- Garantías.

- Responsabilidades.

3. Procedimiento de resolución:

- Política de devoluciones.

- Política de anulaciones.

- Política de reembolso.

Como conclusión diremos que es sumamente importante, no por obligación  legal, que también lo es, sino por política de fidelización, informar puntual y debidamente al consumidor en todo lo relacionado con sus derechos, deberes, compromisos y obligaciones, para generarle la suficiente seguridad jurídica y que continúe con el debido proceso de contratación.

El deber de información es finalmente el elemento por excelencia que otorga la indispensable confianza para el inicio de la transacción o en su defecto el inicio para resolver en caso de querer desistir en la compra efectuada.

Por tanto sea cual sea nuestra realidad, si un capricho o una necesidad, para tener una Startup es necesario dotarlo de la suficiente garantía legal que permita al consumidor alcanzar un mejor estado de confianza.

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.