• Directorio de empresas
Innovadores|Startups innovadoras
Karumi, el software escrito de una manera sencilla, ligera y sin sobrecargas
  • El equipo intenta aportar valor a sus clientes o a la comunidad dando charlas, talleres o liberando parte del código que hacen para ellos
10/01/2018 |  Indra Kishinchand

Karumi es una consultora de desarrollo que se autodefine como atípica, ya que se centra en cuatro valores que, aunque para ellos son muy importantes, no los consideran comunes en el día a día.

El primero es que se enfocan en la calidad. "Para nosotros es muy importante que el desarrollo esté bien hecho, no falle, sea fácil de entender y de mantener", aseguran desde la empresa.

Lo segundo es que son honestos con sus clientes: "Preferimos rechazar o perder un cliente antes que engañarle. Si no sabemos de una tecnología o creemos que es imposible entregar lo que nos piden en la fecha dada lo decimos e intentamos aportar alternativas".

Además creen en el open source y en el trabajo de comunidad. Intentan aportar valor a sus clientes o a la comunidad dando charlas, talleres o liberando parte del código que hacen para ellos.

Karumi es "un equipo de desarrollo pequeño, ya que es imposible mantener esa calidad y cercanía si fuéramos un número elevado de personas".

La empresa se enfoca en varias formas de trabajar: por un lado, consultoría típica de realizar un desarrollo completo para un cliente, por otro, ofrecen trainings tanto para empresas o abiertos a cualquier desarrollador, y, por último, se integran con equipos y forman a los trabajadores en tecnología, buenas prácticas de desarrollo a la vez que sacan nuevas funcionalidades o cambian la forma de trabajar de la empresa desde dentro.

El último año sacaron su primer desarrollo propio de la empresa: FlowUp, un servicio que se integra con las aplicaciones móviles y que ofrece poder tomar métricas de rendimiento en tiempo real con datos de los usuarios en producción y poder monitorizarlos.

Karumi fue fundado por Alberto Gragera, Miguel Lara, Davide Mendolia, Irene Herranz y Jorge J. Barroso en noviembre 2013. Su valor diferencial: calidad y seriedad. "Nuestros clientes confian en nosotros porque saben que vamos a hacer un trabajo serio y de calidad. Y sobre todo que vamos a dar siempre lo máximo de nosotros mismos y que si detectamos algún problema, error o algo que veamos que no es correcto, se lo vamos a decir y le vamos a proponer soluciones", afirman. "Sabemos lo difícil que es construir software porque llevamos muchos años haciéndolo al más alto nivel y aportamos esa calidad y experiencia".

SENCILLEZ Y LIGEREZA

El nombre de la startup nació de uno de los conceptos en los que se basan los famosos poemas japoneses llamados ‘Haikus’. Según Basho, Karumi es "la belleza de las cosas corrientes habladas de una forma simple". Así es como entienden ellos el software en la empresa, construyen software escrito de una forma sencilla, ligera, sin sobrecargas que sean entendibles por cualquier desarrollador.

Actualmente Karumi trabaja en la nueva versión de FlowUp con soporte para iOS y recogiendo feedback para mejorar el producto. Y con Karumi seguir aportando valor a las empresas.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.