• Directorio de empresas
Innovadores|Estudio
Dropshipping, el negocio de venta en línea sin necesidad de almacenar productos
  • Evitar el almacenamiento reduce los costes fijos pero obliga a trabajar con márgenes más bajos
16/12/2016 |  Manuel González

El dropshipping es la nueva forma de vender en línea. Su sistema permite que una tienda no necesite tener sus productos en el almacén, sino que cuando se vende un producto, la tienda lo compra a una tercera persona y ésta lo envía directamente al cliente. El resultado es que el dueño del establecimiento nunca ve el producto, sino que únicamente sirve de intermediario.

Este concepto suele generar mucha polémica, ya que no existe unanimidad con respecto a su papel dentro del mercado. Para aclarar algunos puntos que suelen provocar más confusión, Shopify ha elaborado una Guía Completa de Dropshipping. En ella analiza puntos como la cadena de suministro, el papel de los proveedores, o cómo elegir el producto.

La diferencia más característica entre el dropshipping y un modelo de minoristas tradicional es que, en el caso de dropshipping, el vendedor no necesita contar con un almacén con productos concretos. Si bien son muchas las personas que se están decantando por esta forma de trabajo, es importante recordar que cuenta con beneficios y también algunas desventajas. 

PROS Y CONTRAS

Entre sus ventajas destaca que requiere de menos capital y que, además, es de fácil comienzo. Al no tener que comprar inventario y gestionar el depósito, los gastos fijos son mínimos, lo cual es otro beneficio a la hora de iniciarse en el dropshipping. Tampoco es necesario comprar con anticipación los artículos para poder vender y la ubicación es flexible siempre y cuando se cuente con buena comunicación. El dropshipping también es fácilmente escalable.

Pero frente a estas características existen otras que lo hacen menos atractivo: los márgenes bajos; las cuestiones relativas al inventario, que cambia cada día; la complejidad de los envíos si se trabaja con múltiples proveedores; o los errores de estos últimos, son algunas de ellas. 

Es por eso que antes de buscar proveedores es importante diferenciar a proveedores mayoristas de tiendas minoristas que se hacen pasar por mayoristas. Para ello hay que tener en cuenta que los verdaderos mayoristas no cobran a sus clientes una tarifa mensual por hacer negocios; estos tampoco suelen ofrecer productos al público en general a "precios mayoristas"; muchos dropshipper sí cobrarán una tarifa por pedido o un tamaño mínimo de pedido.

ELEGIR PROVEEDORES

Una vez se tengan claras estas premisas, es momento de elegir proveedores. Entre las opciones más frecuentes están ponerse en contacto con el fabricante para averiguar cuáles son los mayoristas legítimos, buscar en Google sin juzgar las páginas y web y utilizando muchos modificadores, realizar un pedido a la competencia, asistir a una exposición comercial o acudir a un directorio de proveedores. En este sentido, Shopify ofrece una lista de los directorios más conocidos para quienes se estén iniciando en el mundo del dropshipping.

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.