• Directorio de empresas
Innovadores|Entrevista a los fundadores de Alzhup
"AlzhUp no pretende curar el Alzheimer, pero sí incrementar la calidad de vida las personas que lo sufren"
  • Actualmente existen 47 millones de personas en el mundo diagnosticadas de Alzheimer, lo que implica más de 200 millones de personas afectadas y un coste global de más de 600 billones de dólares anuales
  • AlzhUp es un proyecto que está destinado tanto para familias como para profesionales
14/07/2016 |  Indra Kishinchand

AlzhUp es el primer servicio socio-sanitario en la lucha contra el Alzheimer, basado en terapias no farmacológicas. Sus fundadores son Rafael Espinosa, Ingeniero Industrial y MBA con experiencia en el desarrollo de empresas de contenidos digitales, Gerardo Ladron, Abogado y fundador de Controller, con experiencia en asesoramiento a emprendedores y Marcos Valenzuela, informático y experto en Alzheimer con gran experiencia en el cuidado de persona con Alzheimer y experto en el Arte de la Memoria. Javier Pascual, José Antonio Sánchez y Adrián González completan la iniciativa que tiene por objetivo retardar el deterioro cognitivo y fomentar el envejecimiento activo.

Marcos Valenzuela, gracias a su experiencia en el mundo del Alzheimer, comenzó a concebir AlzhUp y a tomar sus primeros pasos como emprendedor para llevar a cabo la idea. Conoció a Gerardo Ladrón en el camino, puesto que Gerardo, abogado de profesión, está inmerso en varios programa de emprendimiento en Aragón dando formación y valorando ideas. En este lapso de tiempo, Marcos y Rafael coinciden en un evento de presentación de propuestas y Rafael, con experiencia en creación de empresas, se interesa por la idea.

De esta forma, se juntan tres perfiles que aportan lo necesario al germen de la idea de AlzhUp: conocimiento del sector Alzheimer y de lo que puede suponer AlzhUp, conocimiento empresarial sobre como llevar una idea a buen término y de esta manera, se decide crear la empresa y apostar por el proyecto.

Cuando tuvimos claro que las persona que estábamos en el proyecto aportábamos cada uno un conocimiento específico para un proyecto tan complicado como AlzhUp, viendo que había compenetración y confianza y sabiendo que íbamos a hacer un proyecto que podía cambiar la vida de muchas personas… Decidimos dar el siguiente paso y lanzarnos a conseguir que AlzhUp sea una realidad”, comenta Rafael al respecto.

Alzhup ha formado parte de la Incubadora Digital Casercon el que la aseguradora busca promover la digitalización, impulsar el ecosistema emprendedor y desarrollar el talento en el sector asegurador y en España. Esta innovadora iniciativa, la primera de este tipo en el sector asegurador, se presentó en noviembre y recibió en diciembre un premio de la categoría “Innovación Abierta” del suplemento especializado Expansión Economía Digital.

¿En qué consiste vuestra iniciativa? ¿Cómo la definiríais?

Actualmente existen 47 millones de personas en el mundo diagnosticadas de Alzheimer, lo que implica más de 200 millones de personas afectadas y un coste global de más de 600 billones de dólares anuales, con unas cifras que se están duplicando cada 20 años. La sociedad y la comunidad científica están invirtiendo grandes recursos tratando de encontrar una cura, pero estamos olvidando el verdadero problema: ¿Cómo vivir HOY con el Alzheimer y cómo incrementar la calidad de vida no sólo de los pacientes, sino también de cuidadores y familiares.

Esta es la razón por la cual nace AlzhUp. AlzhUp es el primer servicio socio-sanitario en la lucha contra el Alzheimer, basado en terapias no farmacológicas, que tiene dos objetivos claros: retardar el deterioro cognitivo y fomentar el envejecimiento activo, esto es, ganar tiempo al Alzheimer y hacerlo rodeado de nuestros seres queridos.

Para ello, unimos validación científica con tecnología actual como vehículo para ofrecer un servicio accesible para todos basado en cuatro pilares:

  • Herramientas de Pre-diagnóstico, cuyo principal objetivo es facilitar la detección del Alzheimer en fases tempranas cuando todavía podemos actuar sobre él.

  • Banco Personal de Recuerdos, donde subimos y catalogamos recuerdos, pero en lugar de hacerlo como un ordenador, hacemos uso de un algoritmo mnemotécnico basado en el Arte de la Memoria y de esta forma, con la ciencia de nuestro lado, podemos traer de vuelta los recuerdos olvidados y fijar al cerebro los nuevos, en lo que denominamos nuestra máquina del tiempo para los recuerdos.

  • También incluimos terapias no farmacológicas, completamente digitalizadas y validadas científicamente por el CRE Alzheimer y el IMESERSO, siendo la experiencia completamente personalizada gracias al Banco Personal de Recuerdos. Es precisamente esta personalización con los propios recuerdos la que aumenta la eficacia de la terapia, permitiéndonos retardar el deterioro cognitivo hasta tres año, es decir, podemos ganar tiempo al Alzheimer y podemos darte más momentos de calidad con tus seres queridos.

  • Por último, también hacemos uso de metodologías de gamificación para fomentar la Participación Activa de toda la unidad familiar en el Reto contra el Alzheimer, de tal forma que el Alzheimer no sólo sea un problema de dos, cuidador principal y paciente, sino un problema en el que toda la familia participa de la solución.

¿Qué valor diferencial aportáis?

AlzhUp no pretende curar el Alzheimer, pero sí incrementar la calidad de vida las personas que lo sufren, y no sólo de ellos, sino de todos los que las rodean. Basamos nuestro servicio en las Terapias no Farmacológicas como vía alternativa a las terapias Farmacológicas que tardarán todavía en ofrecer resultados tangibles. Nuestro valor se centra en tres puntos:

  • Validación científica de nuestras terapias: No hacemos Brain Games para entretener a la gente, buscamos un valor terapéutico real para ayudarles en su déficit cognitivo, queremos ganar tiempo a esta enfermedad, todo el que podamos.

  • Personalización. En una enfermedad como el Alzheimer que bloquea el acceso a nuestros recuerdos, es fundamental contar con un Banco de Recuerdos Personal que sepa cómo catalogar dichos recuerdos de una manera científica, basada en el Arte de la Memoria, para poder usarlos en las terapias y luchar así contra el Alzheimer. Si el Alzheimer nos roba nuestro recuerdos, con AlzhUp somos capaces de recuperarlos.

  • AlzhUp es el primer servicio que integra técnicas de gamificación para fomentar la Participación Activa de la familia. No sólo nos preocupa el paciente, también todas las personas a su alrededor, no queremos que el Alzheimer sea un problema de dos, sino que todos participen.

¿De dónde surge el nombre?

AlzhUp surge de la unión de dos partes. La primera es la más evidente, “Alzh” de Alzheimer. La segunda surge del vocablo “up” que se usa en muchas expresiones en inglés como “cheer up” (alégrate), “rise up” (levántate), “follow up” (seguir), así que lo usamos para crear AlzhUp en el sentido de “sigue al Alzheimer, afronta al Alzheimer,”… o Reta al Alzheimer que es el nombre de la empresa.

¿Cuánta inversión habéis necesitado para lanzar la empresa?

Actualmente llevamos invertidos más de 600 K€ en la empresa, y hemos de dar gracias a varias instituciones como Sodiar y Avalia en Aragón, a nivel nacional al Ministerio de Economía por su convocatoria Retos Colaboración y a ENISA y a nivel privado a Bankia por confiar en nuestro proyecto internacional. Contamos además con financiación de la UE.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio actual?

AlzhUp está destinado tanto para familias como para profesionales. Nuestro objetivo es democratizar el Alzheimer y lo hacemos mediante un modelo de negocio de suscripción mensual, 12.99 €. Tenemos además otras fuentes de ingresos, como un modelo de Doctor Referral, training para profesionales y sobre todo Big Data para ayudar a buscar una cura. Nuestro objetivo es que en un futuro corto de tiempo, podamos ofrecer AlzhUp de forma totalmente gratuita siendo la empresa sostenible por otras vías y de esta forma hacer un servicio universal que todos los afectados puedan utilizar.

La estrategia es mixta, tanto B2C como B2B, siendo el B2B la estrategia ideal puesto que asociaciones, centros especializados y compañías de seguros ya tienen los canales de distribución y el acceso a usuarios creados y hemos podido validar este modelo de negocio mediante la firma de nuestro primer contrato con una compañía de seguros, Caser, en Junio de 2016.

La plataforma estará disponible a partir de octubre, ¿cuáles son vuestras expectativas con respecto al lanzamiento?

Sabemos, porque nos hemos dado cuenta durante estos años, que será un proceso lento, pero no nos importa. Nuestro objetivo no es que todo el mundo descargue AlzhUp y luego deje de usarlo, entonces el servicio fracasará. Preferimos tener menos usuarios, que completen la terapia durante 9 meses y que se den cuenta de los resultados, porque ellos serán el mejor marketing y herramienta de promoción que podamos tener y sobre todo, nuestros casos de éxito. Sólo de esta forma podremos crecer exponencialmente, por lo tanto, sabemos que el lanzamiento será lento, que tenemos que vencer barreras de escepticismo entre nuestro público objetivo, pero ya hemos visto con nuestro testers cómo se produce este proceso y estamos convencidos de que se logrará un crecimiento exponencial. Al fin y al cabo, estamos en una guerra contra el Alzheimer y no podemos ganarla el primer día.

¿En qué dispositivos estará disponible?

En principio para dispositivos iOS y más adelante para todo tipo de sistema operativos y dispositivos como tablets, móviles y wearables.

¿Cómo han reaccionado pacientes, familiares y médicos a vuestra propuesta?

Extraordinariamente bien. Los familiares y los profesionales lo vieron claro desde el principio, tanto el objetivo como lo que puede suponer para ellos en comparación a lo que tiene ahora. La parte más complicada era el paciente como es obvio por sus propias limitaciones. La tónica general ha sido de rechazo al principio, miedo porque creen que no van a ser capaces de usar un dispositivo digital, y siempre el resultado acaba siendo que les encanta AlzhUp, se sienten seguros, capaces, se divierten, les encanta poder “tocar” las cosas, tener una reacción inmediata a sus acciones, les atrae visualmente y logran adquirir unos niveles de concentración increíbles. Por esto sabemos que AlzhUp es un proyecto que se tiene que ver y tocar para comprender, sabemos que las personas a las que nos dirigimos por su propia problemática hagan que sea un proyecto de paciencia, de romper esquemas, pero a la vez abemos que es un proceso seguro, necesario, donde hemos aprendido y testeado mucho para que precisamente se produzca esa vencimiento al rechazo inicial. Estamos intentando cambiar la forma de trabajar de personas, profesionales y pacientes en el sector Alzheimer y sabemos que eso lleva tiempo, pero con unos resultados como los que estamos teniendo, no podemos estar más contentos y demostramos día a día que nuestra idea original, bien ejecuta y puesta en práctica, resulta en el beneficio para todos que teníamos claro desde la concepción inicial.

Con respecto a estos últimos, ¿habéis contado con expertos en el desarrollo del proyecto?

Por supuesto. Un proyecto como AlzhUp no se puede entender sin expertos en diferentes campos. Desde la pare tecnológica por la importancia de adaptar una usabilidad y experiencia de usuario digital al tipo de pacientes que tratamos, como por supuesto con expertos en Alzheimer’, de otra forma daría igual el valor técnico aportado al proyecto si no hay detrás un conocimiento científico que nos permita saber que estamos haciendo algo que no sólo es entretenido, sino que tiene un valor real a nivel salud.

Hemos contado con varios expertos, con asociaciones sin las cuales esto no sería posible, como CEAFA, AFA Las Rozas, AFEDAZ, Torrafal, SAGECO y que apuesta por dar un valor diferencial a sus usuarios, y ahora recientemente con Caser Seguros, que ha sabido entender la importancia de un proyecto como AlzhUp. Y toda la parte científica y relaciones con todos estos partners ha sido posible gracias a nuestro Chief Scientific Office, José Antonio Sánchez, Neuropsicólogo con más de 10 años de experiencia y que lidera la parte científica para que AlzhUp sea una realidad tangible.

¿Con qué apoyos contáis para desarrollar Alzhup? ¿Quiénes son vuestros partners científicos y tecnológicos?

En cuanto a la parte científica, aunque sea volver a nombralos, su implicación lo merece. A nivel local estamos trabajando con asociaciones de familiares como CEAFA, AFA Las Rozas, AFEDAZ, Torrafal, SAGECO y en el sector seguros, en la parte residencial, con Caser. A nivel internacional, estamos abriendo camino en Francia con el Hospital de Rennes, en UK con BioWales y en USA estamos tratando con el Brain Reserarch Matters, Mount Sinai y esperamos poder comenzar a trabajar en breve con la Clínica Mayo.

En la parte técnica, todo lo estamos desarrollando a nivel interno

En este sentido, ¿cómo es la relación entre estas dos vertientes de vuestro producto? (científico y tecnológico)

Esta es una pregunta muy importante y que tiene muchas más importancia de la que pueda parecer a primera vista. De hecho, esto es uno de los motivos que nos ha llevado más tiempo, establecer los procesos oportunos de trabajo entre estas dos partes para el correcto funcionamiento de AlzhUp. El ejemplo más claro surge en la parte de UX / UI. Los especialistas en tecnología quieren hacer todo bonito, acorde a unos estándares visuales, etc. Sin embargo, estamos hablando de gente con discapacidades y diferentes niveles, por lo que hemos tenido que crear nuestro propios procesos de UX/ UI adaptados a nuestros usuarios. El ejemplo claro de un día a dia en al oficina puede ser la discusión sobre dónde colocar un botón en pantalla Algo tan sencillo como esto, tiene implicaciones visuales, que gusta a los tecnólogos, pero entonces los neuropsicólogos piden que se cambie de sitio porque aunque estéticamente no sea correcto, si se deja como está afectará al razonamiento de la persona en el ejercicio y entonces perdemos el foco del área cognitiva que queramos medir en ese momento… Esto es lo que hace que AlzhUp sea un proyecto casi podríamos decir que fabricado a mano, aunque estemos en el sector digital, pero que a la vez es lo que le da valor y lo hace diferente.

¿Cómo ha sido vuestro paso por la Incubadora de Caser?

Una experiencia tremendamente positiva. No solamente por el mimo y la atención que hemos recibido por parte de Caser, sino porque como era el objetivo, hemos podido entender y aprender mucho más sobre cómo enfocar un servicio tan importante como AlzhUp a un sector tan crucial en esta enfermedad como es el sector residencial. El objetivo fundamental ha sido cómo adaptar AlzhUp a un formato B2B grupal para poder maximizar la productividad de este tipo de instituciones. Con un número limitado de terapeutas por paciente, modelo 1 to 1 de AlzhUp para el sector B2C hay que adaptarlo para poder ofrecer sesiones en grupo, lo cual a su vez también es muy interesante porque nos está permitiendo ampliar los horizontes de AlzhUp y tener en cuenta además aspectos cognitivos que no se podrían recoger de otra forma, como interacción social, comportamientos, sociabilidad, etc. Y además, esto nos va a permitir poder llegar preparados en este segmento a otros países y además de la mano de un caso de éxito como el de Caser, con lo cual nuestra paso por la Incubadora ha sido tremendamente positivo.

¿Cuál ha sido la evolución del proyecto durante este periodo?

Sobre todo, como comentaba, poder realmente saber cómo adaptar nuestro modelo original a la problemática real de un segmento como el residencial, que ciertos aspectos particulares frente a un modelo B2C.

¿Qué ha supuesto ser premiados con un accésit? ¿Qué beneficios habéis obtenido?

Como premio tangible, el accésit traía consigo un premio de 10.000 €. Aunque han sido muy bien recibidos, obviamente esta no era la parte importante, sino el acuerdo de colaboración que hemos firmado con Caser para poder seguir trabajando con ellos con la vista puesta en la comercialización de AlzhUp a través de un parte del nivel de Caser.

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2016?

En junio de 2016 hemos concluido con éxito nuestra Closed Beta con más de 150 testers entre USA y España y que nos ha servido para obtener un feedback muy valioso y comprobar la utilidad de AlzhUp y la aceptación entre todo el ecosistema del Alzheimer. Ahora hemos comenzado nuestra Open Beta, con lo cual ya está disponible para descargar de forma abierta para todos los interesados, y el lanzamiento oficial será en Octubre de 2016. Junto a esto, estamos trabajando en versiones para más dispositivos, integrando nuevas terapias, tendremos que comenzar un nuevo proceso de validación científica y queremos empezar a investigar los mercados LATAM y Asia.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.