• Directorio de empresas
Fútbol|Liga de Campeones

Un Madrid de 'luces' y una Real Sociedad cabizbaja en Champions

  • Iker: "Ocho meses sin jugar es mucho, pero mi idea es terminar aquí".
  • Arrasate: "El equipo jugó un gran partido".
03/10/2013 |  

Y llegó la luz con el 4-0 para el equipo de Ancelotti. El partido contra el Copenhague fue tarea fácil para los madridistas que supieron moverse por el campo ante el juego parado de los escandinavos que no opusieron confrontación alguna. Un triunfo para el Real Madrid que significa mucho. El regreso de Casillas a la portería, supuso un alivio después de escuchar la ovación de las gradas. Y es que el portero, después de los últimos nueve meses necesitaba salir a jugar.

En el comienzo del partido, el Madrid salió dominador. El empeño de los daneses por presionar arriba duró poco y el equipo de Ancelotti se encontró con un rival bien cerrado, aunque expuesto a la mínima genialidad. Vimos a un Iker cómodo, que se mostraba seguro entre las cuerdas y que se llevaba una cariñosa ovación cada vez que cazaba el balón.

GOLES PARA DAR Y REGALAR

Ya en la segunda mitad vendrían los goles. Volvió a aparecer Cristiano, ese genio que tiene las mismas ganas de jugar que los futbolistas malos. La jugada del gol fue una joya y se resolvió con engarce de diamantes: taconazo de Benzema a Di María, rabona del argentino y nuevo cabezazo de Cristiano. El fideo es la verticalidad hecha futbolista, por eso marcó los dos goles siguientes y demostró más si cabe que también hay sitio para él. Ni en sus pases ni en sus remates se registra la menor pérdida de tiempo. Todo en él es avanzar y marcar, correr en busca del contrario. Bale podrá tomárselo con paciencia. Isco, no.

El partido no acabaría sin un postre final. Iker ya con el tiempo cumplido evitó el gol enemigo con un manotazo a la altura de la escuadra. Acto seguido, imantó un balón a bocajarro. El Bernabéu aclamaba a gritos el nombre del portero ““¡Iker, Iker, Iker”. Eso fue ayer, habrá que esperar al sábado.

DESAPOGEO DE LOS DONOSTIARRAS

Los donostiarras no acabaron del todo bien la noche de Champions en el Bay Arena. Tenían la esperanza de ganar al B. Leverkusen, pero quedó en eso, esperanzas. La Real mostró varias caras a lo largo del choque disputado en el campo del Bayer pero terminaron maldiciendo el acierto de Hegeler a balón parado.

La Liga de Campeones está fuera del alcance del equipo donostiarra que volvió a ver la cara más amarga en un partido, que minuto a minuto se iba complicando y que vendría a peor con los goles de Rolfes y Hegeler que marcaron para los locales. Más tarde aparecería el gol de Vela para dar un suspiro al marcador. No sirvió de mucho.

En la segunda parte, la Real dio juego al partido pero la falta de puntería les castigó con la derrota final. La Real Sociedad no está en su mejor momento y se está comprobando. El cansancio, las lesiones, los partidos acumulados y una plantilla sin demasiados efectivos se nota a la hora de competir en varias competiciones. Arrasate reconoció tras finalizar el parido, que fue muy duro encajar los dos goles en el tiempo de descuento de cada tiempo y enfatizó que sus jugadores demostraron "que tienen fútbol y pueden competir en cualquier campo".

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.