Muere la escritora Teresa Pámies
XSugerencias
XEnviar a un amigo
Cultura. Fallecimiento

Muere la escritora Teresa Pámies

1Helena Crespo - 13-03-2012
Muere la escritora Teresa Pámies.
Muere la escritora Teresa Pámies.

La escritora catalana Teresa Pámies ha muerto hoy, según ha afirmado Rac1.org. La autora, de 92 años de edad, es madre del también escritor y colaborador de 'La Vanguardia', Sergi Pámies. La escritora, nacida en Balaguer (Lérida) escribía en lengua catalana. Esto le reportó algunos honores como el Premio de Honor de las Letras Catalanas en 2001 y la Creu de Sant Jordi de la Generalitat en 1984. Pámies será incinerada y sus cenizas se depositarán en su ciudad natal, junto a los restos de su madre

La autora nació en 1919 y comenzó en el mundo de las letras a principios de los años 70 con la obra 'Testament a Praga', que recibió el premio Josep Pla. Tras este debut, a sus 51 años su carrera, Teresa se convirtió en una autora muy prolífica dedicada a la novela, aunque también escribió artículos, dietarios y reportajes. Entre sus obras destacan 'Quan érem capitans', 'Va ploure tot el dia', 'Memòria dels morts', 'Cartes al fill recluta', 'Jardí enfonsat' o 'Cròniques de comiat'.

Además Pámies colaboró ocasionalmente con 'La Vanguardia' con diversos artículos. Algunos de los ejemplos más destacados son 'Por fin en brazos de la amada', para rendir homenaje al Nobel de Literatura Jaroslav Seifert tras su muerte o 'Granada, siempre', que hace referencia al placer que fue para ella conocer la ciudad de la Alhambra. Ciudad donde, tras trasladarse en 2010 junto a sus hijos, pasaría sus últimos días.

UNA INTELECTUAL DE IZQUIERDAS

Teresa como muchos de los intelectuales de su generación, estuvo muy vinculada a la política. En 1937 fue dirigente de Juventudes Socialistas Unificadas de Cataluña y una de las fundadoras de la Aliança Nacional de la Dona Jove. Las influencias marxistas de su padre Tomas Pámies, fueron complementadas cuando se casó con el dirigente del PSUC, Gregorio López, con quien compartió exilio en América Latina, Checoslovaquia y Francia.

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...
Tags Relacionados

Teresa Pámies; muerte; escritora; colaboradora; La Vanguardia; novelas; artículos; dietarios; reportajes

Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
Subir Comentarios - 1
14/03/2012 - 08:12 h. 1Sergio Farras
FalleceTeresa Pamies, la “madre” de todos los escritores
Cuando una escritora muere, las letras le acompañan adonde el aire vaya por los diáfanos cielos. Como lumbre al viento, Teresa Pàmies nos ha dejado hace breves instantes. Las letras le acompañan en su tránsito que va por el sendero del frío rio, que recorre el espacio hacia no se sabe qué lugar, que se nos lleva cuando abandonamos este terrenal momento de paso liviano que es esta breve vida. Hacia la nada va la mirada tierna de todos los escritores, que hoy, nos sentimos tristes y mustios, por perder tan grande mujer y erudita profesora. Hay criaturas que sufren al amar, los escritores sufrimos cuando una compañera se marcha hacia otras aureolas. Pero ya se oye como rebotan en los cristales del cielo las palabras que dejó escritas, plasmadas y modeladas en todas sus sedosas obras escritas, que biseladas con el tacto de la palabra lírica como sensaciones viajeras, nos llevaron al placer de la lectura, donde el leyente agradece la literatura comprometida y cómplice que siempre cultivó Teresa.
En Granada tuvo que ser la desdicha, que es tierra Lorquiana, pero sus cenizas viajarán a tierras catalanas; a Balaguer, que es la tierra que la vió nacer. Y como hace el silbador viento, que susurra buscando un rincón en el aire donde pueda descansar y sosegar para siempre, llevándosela adonde van todos los escritores, acompañados con cómplices aromas de jardines donde están sembradas todas las lenguas y todos los vocablos. Pues cada flor intelectual e instruida tiene su esencia. Y Teresa, tenía la suya propia que irradiaba hasta tocar las nubes.
Un beso de mujer, un beso de madre protectora y de cálido delicado amor infinito para Sergi Pàmies: su hijo. De un hombre que también hoy, probablemente, le recorra por todo el cuerpo esa sensación de dolor que no somos capaces de digerir por no poder ocupar su lugar, pero sí de compartir como lo hacen los agradecidos. Pero Teresa, como mujer fuerte y serena, lo acunará en su pecho aunque sea en la distancia del no retornar. ¡Por eso no sufras Sergi! Qué como polvo de la tierra, su alma se levantará como en un reguero de amor para tornarse celeste para siempre.
En su humildad y trabajo tuvo su gracia y su virtud. Quedan sus artículos periodísticos, sus novelas aparentes y de refinado satén; de independencia y sabia ilustración. Era discreta en su cometido, activista política, luchadora y de carácter fuerte como el risco. Hoja tras hoja va cayendo el día de hoy hasta convertir en cristal las sedosas palabras que Teresa nos deja por escrito, que plasmadas en un sólido papel, ya sólo el aire salpica. Pues jamás nada ni nadie las podrá ya borrar por ser indelebles como el firmamento.
Testamento a Praga fue su primer libro, -tierra kafkiana por excelencia- tenía 52 años por aquellos tiempos de postguerra y de barbaridades mutiladoras intelectuales en la España del desvarío. Hija del dirigente marxista Tomas Pàmies, vivió en el exilio como otras muchas almas que fueron obligadas, con espinas en la mano, a dejar su tierra madre por no compartir ideas déspotas y tiranas. Probablemente, sintiendo una especie de impotencia y rabia que les recorría por todo el cuerpo al tener que ausentarse de sus barros y de sus arcillas.
A Teresa Pàmies, en un bosque de palabras impaciente la esperan, donde sus palabras escritas llenaran mil noches insomnes, donde las horas serán más lentas y se saborearán y perfumarán al lector más sensitivo. Pues con sus ingeniosas ideas de espíritu luchador que a todos nos deja, también nos asiste ese vacío que no siempre se colma y se llena. Un escritor, para embellecer la vida tampoco necesita demasiado. La palabra precisa se vestirá de difuntos por Teresa, y rojo será el amanecer de mañana, rojo como sus ideales que postuló toda su vida militando en el PSUC, colaborando con ideas de libertad y dispensa de hacer suyo aquello de: «mis manos, mi capital»
Hemos de encontrar un lugar en un momento, donde todos le podamos rendir nuestros respetos y nuestra gratitud por sus pensamientos plasmados en biseladas letras. Y sobre todo, especialmente, aquellas generaciones que perdieron la guerra pero no sus ideas. Porqué tú; Teresa, seguirás siendo aquella escritora que te dejabas querer, cercana como la orilla se acerca al lustroso mar, próxima como el sol alborea al candente mediodía. La muerte no es freno para una escritora, ni tampoco brida que le sujete, pues las escritoras como tú, no corren el riesgo desagradecido de caer en el olvido de las novelas rancias, que son enmohecidas por el paso del injusto tiempo. El cielo está más lejos que mis respetuosas y humildes palabras. Y con ese pacto misterioso que compartimos los escritores y escritoras; el que esto cuenta, sólo puede seguir los pasos que tu pisabas. Descansa en paz Teresa, mientras lloro trémulo con estas últimas palabras que yo te escribo.
Sergio Farras, escritor tremendista.
Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas.

No esta permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios

   
AHORA EN PORTADA
Cultura
Daniel_Eduardo_ahora.jpg
Eduardo Vasco trae a los escenarios uno de los clásicos de William Shakespeare.
Cultura
museo_prado_ahora.jpg
El Museo del Prado presenta una exposición de retratos de Alberto Schommer.
Cultura
iron_man_traje_ahora.jpg
Marvel ha decidido modificar el traje rojizo y dorado del superhéroe de hierro.
   
VOTA

Nace un nuevo formato de música gratis, "computación nube", ¿tú que utilizas?

Barra cuestión
"#TeresaPámies"
Síguenos a tavés de RSS


2009. CHARAXES JASIUS S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS