• Directorio de empresas
Crowdfunding|Juan Quirós, Adrián Ruiz, Félix Pérez y Eduardo Brioso. Crowdence
"Con Crowdence el usuario no necesita realizar ninguna inversión ni asume ningún riesgo"
  • Crowdence ha financiado 100 campañas con éxito y el número aumenta un 10% cada semana
20/10/2015 |  Indra Kishinchand

Juan Quirós Carmona, Adrián Ruiz Vicente, Félix Pérez Vázquez y Eduardo Brioso Moniz saben que “emprender significa aventura, riesgo, esfuerzo y libertad”. Los cuatro son los socios de Crowdence, una plataforma en la que cualquier persona y organización puede crear y vender productos personalizados (camisetas, tazas…) antes de su fabricación. El usuario se encarga de la difusión de su campaña de venta por tiempo limitado, Crowdence de todo lo demás.

Gracias a la venta a través de campañas, el usuario no necesita realizar ninguna inversión ni asume ningún riesgo: Crowdence fabricará los productos y cobrará a los compradores finales cuando se alcance el objetivo de ventas de la campaña. Es entonces cuando se envían los artículos y se entregan los beneficios al usuario.

Crowdence, uno de los proyectos acelerados en el Programa Minerva, se presenta como una forma óptima para ganar dinero a través de Internet y crear productos sin necesidad de realizar ninguna inversión, asumir ningún riesgo ni realizar más trabajo que la difusión de la campaña. Crowdence hará el resto.

En este contexto, Juan, ingeniero en Informática, se encarga del área de dirección y operaciones, participando en las áreas de marketing y desarrollo; Adrián, que está finalizando sus estudios de Administración y Dirección de Empresas y Derecho por la Universidad Pablo de Olavide, toma el rol de director de marketing, gestionando los distintos canales de comunicación de la empresa, haciendo especial énfasis en el canal online; Félix, ingeniero en Informática, dirige la parte tecnológica de la compañía, mientras que Eduardo, también ingeniero en Informática, se ocupa del desarrollo del aspecto visual del sitio, trabajando en la experiencia de usuario. Además, colabora en tareas de marketing online y gestión de carteras de clientes.

¿Cómo surgió la idea? 

La idea de negocio nació de la experiencia personal de estos emprendedores ante la necesidad de recaudar dinero para hacer realidad algún proyecto, desde el típico viaje de fin de carrera, pasando por recaudar fondos para un equipo de baloncesto, para alguna causa benéfica o sencillamente para apoyar a un amigo con buenas ideas. Un día, tomando unas cervezas, empezamos a discutir acerca de los problemas que nos habíamos encontrado y lo fácil que hubiera sido haber tenido nuestro sitio de venta en internet. La idea nos entusiasmó y, pensando en camisetas, empezamos a mejorarla: si lo que quiero es que la gente lleve mi camiseta y recaudar el dinero para mi proyecto, ¿por qué complicarme la vida con la fabricación?, ¿y el transporte?, ¿y los pagos?, y lo más importante, si necesito dinero, ¿cómo voy a pagar todas las camisetas sin saber si las venderé?.

Después de esto era hora de poner las cosas sobre el papel y estudiar la viabilidad del negocio. Para ello usamos como guía el plan de negocio a través del cual fuimos planteando e investigando cada parte del negocio. De esta forma, y analizando los nuevos modelos de negocio relacionados con el nuestro a nivel internacional, definimos el modelo de negocio. Tras definirlos, dos años en los que curtirnos, validar el negocio y redirigirlo para hacerlo escalable y rentable.

¿Cuánto proyectos habéis financiado?

Estamos a punto de alcanzar las 100 campañas con éxito, y cada semana se aumenta la cifra total de campañas en un 10 % de media, por lo que el crecimiento es notable.

No todas las campañas van dirigidas a financiar proyectos, cualquier iniciativa o idea tiene cabida en Crowdence. Una “camiseta” (como producto estrella) puede servir para financiar un proyecto, para reivindicar una causa, para ganar dinero, para expresar lo que piensas o decirle al mundo que te sientes orgullo.

¿Qué tienen en común los proyectos? ¿Hay perfil de usuario habitual?

Como hemos dicho, hay muchos motivos para crear una campaña en Crowdence y no hay un perfil único de promotor de campañas, pero hemos detectado tres puntos clave que han contribuido al éxito en las campañas en Crowdence: el diseño, la difusión realizada y la idea o causa que lo motiva.

Si una persona cuenta con un gran canal de difusión (un perfil con muchos seguidores, una gran organización, conocimientos sobre publicidad online…) y consigue un buen diseño podrá tener éxito aunque no haya un proyecto o causa detrás. Las camisetas son un soporte para las ideas, por lo que una buena idea o motivación incrementa las ventas: por ejemplo, ayudar a una causa, reivindicar algo, mostrarse orgulloso de su profesión, su localidad o su grupo, etc.

¿Por qué elegisteis las camisetas como producto de venta?

Por un lado, buscábamos un soporte para las ideas, un medio de expresión que ya formara parte de la vida de todo el mundo. Por otro lado un producto asequible, que pudiera utilizarse para ganar dinero o recaudar fondos. Por último un producto estandarizado, escalable y fácil de gestionar en los momentos iniciales. En este sentido, las camisetas cumplían todos los puntos.

¿Tenéis pensando incluir otros productos?

Sí. Actualmente estamos trabajando en esa línea. Queremos ofrecer mayor variedad de productos textiles (sudaderas, ropa deportiva, pulseras), y hacer incursiones a otras áreas, como productos cerámicos (tazas) o carcasas de móviles. Siempre manteniendo los principios que mencioné anteriormente.

¿Qué ventajas obtienen los creadores de los proyectos al usar Crowdence?

En este aspecto nos podemos equiparar a las ventajas de comodidad, sencillez, seguridad y calidad ofrecidas por PayPal, aunque con un paso más, ya que no solo nos encargamos de los pagos, sino también de toda la fabricación, logística y postventa.

Por un lado, ofrecemos un servicio gratuito, el creador del proyecto, o promotor, como lo llamamos nosotros. Establecemos con él una relación ganar – ganar, nosotros somos los primeros interesados en que sus campañas culminen con éxito y, en caso que no lo hagan, no les cuesta nada.

Por otro lado, gestionamos todos los procesos desde la página de venta, la reserva y cobro, hasta la entrega del producto y servicio postventa. Por lo que no es necesario que invierta tiempo, dinero y esfuerzo en desarrollar la página de venta, buscar proveedores, fabricar, gestionar cobros, hacer los envíos, etc. Además, profesionalizamos su campaña, generando confianza a los compradores y dándole la confianza para que se dediquen a lo más importante, aunar fuerzas para su causa.

Como último punto, también ofrecemos un método de monetización de sus proyectos, por ejemplo un blog o un perfil de Facebook o Twitter.

¿Crean ellos sus propios diseños o les ayudáis en esta tarea?

La gran mayoría lanza su campaña sin problema. Sin embargo, siempre estamos atentos para que las campañas tengan el mayor éxito posible. Si es necesario, les ayudamos a mejorar su diseño, pero siempre ellos aportan el suyo.

¿Puede ser el crowdfunding  la alternativa a la financiación privada en España?

El crowdfunding ha sido, es y será una alternativa a la financiación privada, en España y en cualquier región del mundo. La pregunta es, más bien, si su profesionalización mantendrá su progresión ascendente, qué mercado será capaz de restarle a la financiación privada y a que importes verá reducido su ámbito de actuación.

El crowdfunding, así como todo el conjunto de la economía colaborativa, es algo que ha existido siempre. El enorme avance que ha supuesto la irrupción de internet en las comunicaciones, la accesibilidad de la información y de las transacciones, es lo que ha hecho posible el rápido crecimiento de este tipo de mercado, junto con su profesionalización y, como siempre en esto de las nuevas tecnologías, su desarrollo legal.

En este punto, considero que el crowdfunding ocupará un lugar destacado en el desarrollo de nuevas ideas, productos y servicios. No solo como vía de financiación, sino como prueba de mercado, e incluso como campaña de marketing. En este sentido y, aunque los proyectos en fase inicial sean mayoría, empresas ya consolidadas y establecidas se beneficiarán de estas dos últimas ventajas, y ya hay algunos proyectos, e incluso plataformas impulsados por grandes compañías.

¿Por qué decidisteis crear una plataforma de crowdfunding?

Bueno, realmente no somos una plataforma de crowdfunding en el sentido estricto.

Por un lado, para los promotores, somos una plataforma con la que financiar sus proyectos de cualquier ámbito. En este sentido, el crowdfunding ofrece ventajas desde un punto de vista legal, financiero e incluso de marketing, que se adaptan perfectamente a este propósito. Es por ello que les ofrecemos la posibilidad de realizar campañas de crowdfunding a base de recompensas establecidas.

Por otro lado, existen promotores y referenciados o vendedores que realmente su único fin es ganar dinero con su trabajo, o monetizar su actividad en medios sociales. Para este público, el crowdfunding no es adecuado y, por ello les ofrecemos un conjunto de servicios que están más orientados a sus necesidades, generación de ingresos a través de la generación de tráfico.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

Establecemos una relación ganar – ganar con los promotores, aquellas personas que crean las campañas. La utilización del servicio es gratuita para ellos. Dado un diseño y una cantidad de ventas, se ofrece un precio final, al que se le suma el beneficio deseado por el promotor, obteniendo el precio de venta. Así, obtenemos una ganancia por cada producto vendido en Crowdence.com.

El caso de uso es sencillo, el promotor crea el diseño de la camiseta y la campaña empleando nuestro asistente. A continuación se pone a la venta durante un tiempo limitado. Al concluir este periodo, si se ha llegado al mínimo que hace rentable la fabricación o al objetivo pactado previamente con el promotor, se realiza el cobro, fabricación y envío, haciendo entrega al promotor de sus beneficios.

Respecto a gestores de contenidos y medios sociales, ofrecemos vías alternativas de monetización de tráfico.

¿En qué os diferenciáis de otras plataformas similares?

Respecto a las clásicas plataformas de crowdfunding, nos ocupamos directamente de todo. Satisfacemos todas las necesidades de los usuarios relacionadas con las campañas de crowdfunding, no solo del dinero recaudado, sino también de las recompensas ofrecidas. Quitándonos, de ese modo, el corsé de meros comisionistas bancarios, tal y como hacen el resto de plataformas.

Respecto a negocios tradicionales, nos encargamos de todo a partir de la venta, reduciendo costes e incertidumbres, al garantizar la calidad, seguridad y eliminar la inversión inicial.

Por último, a los gestores de medios sociales, ofrecemos una alternativa de financiación diferente de la que ofrecen otras empresas de publicidad web.

¿Cómo os financiasteis en los inicios? ¿Habéis conseguido financiación pública y privada?

Hasta la actualidad nos hemos financiado por los propios recursos de los socios. A lo que hay que sumar el premio obtenido en el V Concurso de Ideas Innovadores de la UPO, recursos ofrecidos por el Programa Minerva, y el alojamiento gratuito en el semillero de la ETS de Ingeniería Informática. Actualmente nos encontramos inmersos en la búsqueda de financiación.

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2015? 

Nuestro objetivo para 2015 es la consolidación a nivel nacional, introducción de nuevos productos y servicios y el comienzo de la internacionalización en la UE.

¿Cómo habéis cambiado desde vuestro nacimiento hasta la actualidad? 

Podemos decir que hemos crecido junto con el proyecto. Todo el camino recorrido nos ha hecho crecer como personas, forzarnos por aprender cosas nuevas, de utilidad práctica, inmediata. Hemos transitado, poco a poco, casi sin darnos cuenta, de un grupo de chavales con una idea, a un grupo de trabajo organizado, profesional y compenetrado. Del mismo modo, la idea transitó a modelo, después a proyecto, MPV y, finalmente, empresa. Hemos pasado de adquirir los primeros clientes a crecer semana a semana.

¿Cuál ha sido el momento más difícil desde que decidisteis emprender? 

Realmente, no hemos tenido un momento especialmente difícil que recordar. Eso no quita que no hayamos tenidos momentos complicados. Para mi, creo que lo más difícil es la conciliación de la vida personal y la empresarial. El aprender a convivir con tu proyecto, y a darte cuenta que, a pesar de ser tu proyecto, no deja de ser una empresa.

¿Queréis expandiros fuera de España? 

Sin duda alguna. Es una necesidad de cualquier empresa de nuestro sector.

¿Qué opinión tenéis de la política de emprendedores llevada a cabo por el Gobierno de España? 

En nuestra opinión, la política de emprendedores está orientada más hacia la subvención esporádica, quizás con un fin más comunicativo que práctico, especialmente tras la popularización del fenómeno emprendedor. El resultado es un paquete de medidas incompleto e incongruente, que genera incertidumbre y gasto, muchas veces más de lo recibido y tarde. Personalmente, estamos convencidos que resultaría de mucha más utilidad el desarrollo de una política eficaz y unificada, elaborada por y para emprendedores, que elimine la falta de competitividad con las empresas extranjeras e incluso entre las distintas comunidades autónomas. En este sentido, el hecho de que la legislación no suponga un obstáculo para el emprendimiento ya sería un gran avance que, tememos, no veamos en un futuro a medio plazo.

 

¿Qué beneficios habéis obtenido del Programa Minerva durante vuestra estancia?

El apoyo del Programa Minerva ha sido clave en la transición de idea a modelo, plan y salida al mercado. Sus líneas de asesoramiento nos ha permitido afrontar estos pasos con las mayores garantías, al tiempo que nos proporcionaba formación especializada para adquirir los conocimientos necesarios para afrontar los restos que se nos plantaban en el camino.

Además de todo lo comentado anteriormente, asesoramiento y formación, también colaboran en la difusión y en servicios y productos de apoyo en colaboración con sus partners, como Vodafone. Por último, uno de los puntos claves del programa, es la implicación de todo el equipo del Programa Minerva, aportando valor humano al equipo emprendedor, que persiste durante y después de la realización del Programa.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados.